Complicaciones para intendentes de cara a 2010

Las elecciones del 28 de junio dejaron al descubierto la simpatía del electorado por sus intendentes. Muchos lograron quedar primeros con una ajustada victoria, y otros se ubicaron segundos o terceros en sus distritos.
Mañana 10 de diciembre comenzarán los recambios en los Concejos Deliberantes de los 134 municipios bonaerenses. Y ante la nueva conformación del HCD, son varios los jefes comunales que ven un futuro complicado en los dos años de mandato que le restan.

Los que se quedaron sin mayoría

Ayacucho: El intendente PJ, Darío David, continuará con minoría en el Deliberante porque, si bien se impuso con el 34,26%, sólo logró obtener dos concejales de los tres que puso en juego, con un bloque de cuatro ediles. La CC consiguió el 24,90%, ubicándose en el segundo puesto, y tercero la UCR, con el 19,78%.

Lujan: Pese a presentarse como testimonial, la intendenta, Graciela Rosso, si bien obtuvo la mayoría, no logró alcanzar el porcentaje necesario para acaparar una buena porción de bancas para el Deliberante. Continuará padeciendo el acecho de un sector del PJ y de los opositores de la Unión-Pro, que quedó más fortalecido.

General Rodríguez: Marcelo Coronel, el intendente oficialista, fue el gran perdedor de esta contienda, frente a un PRO que tuvo todo el apoyo del candidato nacional, Francisco de Narváez. De esta manera, el jefe comunal deberá enfrentar un Concejo de mayoría opositora, y en un contexto de fuerte baja en su imagen.

Mercedes: La contienda electoral se presentó dramática para el jefe comunal, Carlos Selva, quien obtuvo el tercer lugar en la disputa local y nacional. El intendente no se había postulado, aunque sí había ubicado en el primer lugar a su mujer, Cristina Arias. De esta manera, tendrá un Concejo dominado por la oposición, sectorizada en la Unión-Pro y el Acuerdo Cívico y Social.

San Miguel: Tras los desplantes que le propinaron los socios de Unión-Pro, Aldo Rico se mudó al partido Es posible, del gobernador de San Luis, Alberto Rodríguez Saá, y desde esa trinchera, como primer candidato a concejal, demostró que conserva su base electoral casi intacta. Su victoria deja extremadamente débil al intendente oficialista, Joaquín de la Torre. A la falta de mayoría y acuerdo en los múltiples bloques oficialistas del Concejo, el jefe comunal deberá sumar el retorno de un difícil adversario.

San Fernando: El intendente, Gerardo Amiero, uno de los oficialistas testimoniales, apenas logró superar, por menos de un uno por ciento, el porcentaje del PRO. Así, el jefe comunal pierde fuerza en el Concejo, por la baja en su número y el incremento del sector opositor.

Vicente López: Enrique Japonés García perdió la elección como radical K, aunque es uno de los pocos que sigue jugando para el oficialismo. Su bajo porcentaje le impidió sostener la mayoría en el Concejo, un hecho inédito en su extensa carrera al frente del Ejecutivo comunal.

Lomas de Zamora: El ex intendente y ex candidato a concejal, Jorge Rossi, ganó en las elecciones legislativas locales con un 23 por ciento de los votos. De todos modos, el oficialismo sólo logró retener la mitad de las bancas que había puesto en juego en esta contienda.

Cañuelas: La primera candidata del oficialista FJPV, la testimonial Marisa Fassi, mejoró la elección que hizo su esposo, el intendente, Gustavo Arrieta, en 2007. Sin embargo, el ingresar 3 ediles significó la pérdida de la mayoría absoluta en el HCD.

Almirante Brown: El oficialismo, encabezado por el testimonial intendente, Darío Giustozzi, llevó adelante en el plano local una elección superior de la de la nómina de candidatos a diputados nacionales. El Frente Justicialista para la Victoria se quedó con el distrito por una diferencia cercana al 20 por ciento con respecto al segundo, Unión-Pro. El número no le alcanza para tener mayoría absoluta, con la que contó durante los últimos 18 meses. Sin embargo, le permite ser la primera minoría.

Bragado: En Bragado, el intendente, Aldo San Pedro se impuso sobre la segunda fuerza, la Unión Cívica Radical, con casi cinco puntos de diferencia. San Pedro se quedó con la victoria, aunque tendrá un ajustado número para funcionar en el Concejo Deliberante.

Quilmes: Era imposible lograr la mayoría absoluta. La búsqueda de consensos seguirá siendo ardua como hasta ahora. Sin embargo, se puede decir que los resultados fueron positivos para el testimonial intendente Francisco Gutiérrez. El Barba logró una gran adhesión sumando un total de 101.378 votos, contra los 78.855 conseguidos por Unión-Pro.

Alberti: La Unión Cívica Radical logró derrotar ampliamente al Frente Justicialista para la Victoria, que encabezó Fabián Pulero, hombre del intendente, Leonel Zacca. Con este resultado, el jefe comunal perdió la mayoría en el Concejo Deliberante local.

Trenque Lauquen: El oficialismo de Jorge Barracchia sufrió un duro revés. Es que el ganador fue la UCR, que sacó el 41,86% de los votos, contra el 29,90% del intendente. En el tercer lugar se ubicó Unión-Pro, que obtuvo el 21,43%.

Nueve de Julio: Walter Battistella continuará teniendo minoría en el Concejo Deliberante, más allá de que haya recuperado las dos bancas que puso en juego. Es que el intendente de la UCR salió segundo, con el 26,19%, mientras que Propuesta Republicana obtuvo el primer lugar, con el 26,47%. El FJpV se ubicó tercero, con el 19,97%.

Rauch: El intendente Jorge Ugarte, del Frente Justicialista para la Victoria, perdió ante la UCR, que logró el 42,52% de los votos, mientras que el oficialismo consiguió el 38,14%. Más abajo quedó Unión-Pro, con el 19,34%. Ante esta derrota de casi cuatro puntos el mandamás no tendrá mayoría en el Concejo Deliberante.

General Madariaga: Adrián Mircovich (PJ) quedó segundo, con el 29,19% de los votos, superado por la Coalición Cívica, que se ubicó en el primer lugar, con el 34,95%, mientras que Propuesta Republicana consiguió el tercer lugar con el 23,67%. Esto provoca que el intendente continúe con minoría en el Concejo Deliberante el resto de su mandato.

Balcarce: El ex intendente, José Luís Pérez (FJpV), logró el segundo puesto, con el 28,99%, mientras que Unión-Pro ganó la elección con el 34,59%. El tercer lugar fue para la UCR, que se impuso con el 21,85%. De esta manera, Pérez renovó las tres bancas que puso en juego, pero continuará en minoría en el HCD.

Patagones: El FJPV, de Ricardo Curetti, se quedó con el triunfo en las elecciones para concejales. Sin embargo perdió un concejal dentro del recinto, por lo que el Ejecutivo pierde así la mayoría dentro del Concejo.

Adolfo Alsina: El jefe comunal Alberto Gutt perdió a nivel local contra la alianza conformada por la Unión Cívica Radical y la Coalición Cívica. Le resultará complicado manejar el Concejo Deliberante, ya que tiene seis ediles de los doce totales que componen el cuerpo.

General Alvear: El intendente del FpV, Gustavo Marcos, sufrió una fuerte derrota electoral que lo dejó mal parado en el Concejo. Tenía la primera mayoría, con un bloque de cuatro, por sobre los dos de la CC, los tres del PJ y el edil de la UCR, y ponía en juego la mitad de su dote. Pero su segundo lugar, sumado a que las cuatro fuerzas en pugna alcanzaron el piso, no le permitirá mantener ese podio.

Olavarría: El intendente oficialista, José María Eseverri, perdió la elección. Al no ganar con la lista la local, que lo llevaba como candidato testimonial, no pudo sostener la mayoría en el Concejo.

Azul: El intendente, Omar Duclós no logró obtener la victoria, y quedó, aunque cerca, en segundo lugar, tras el PRO. El jefe comunal, de pertenencia GEN, no logró llegar al porcentaje que le hubiera habilitado la mayoría en el Concejo, por lo que deberá transitar una gestión con fuerte presión de los sectores opositores.

Bolívar: Aunque logró la victoria, el intendente radical, Juan Carlos Simón, no pudo alcanzar el porcentaje necesario para ganar la mayoría en el Concejo. Deberá contentarse con mantener la primer minoría, una situación a la que está acostumbrado.

Comentá la nota