Complicaciones con el aguinaldo municipal

El intendente Miguel Lifschitz reconoció ayer dificultades para afrontar el inminente pago del aguinaldo a los empleados del Palacio de los Leones y afirmó que, junto a otras ciudades y comunas, elevarán un planteo a la provincia, que pasaría por un adelanto en concepto de coparticipación. En tanto, en el Sindicato de Trabajadores Municipales de Rosario activaron los sensores: advirtieron que el sueldo anual complementario "es sagrado" y vaticinaron, en caso de un incumplimiento, un cierre de 2008 conflictivo.
"Al salario de diciembre lo tenemos previsto y al aguinaldo lo estamos analizando para ver la modalidad. Debe ser compatible con las posibilidades del municipio", admitió ayer el intendente, flanqueado por el gobernador Hermes Binner, durante la peregrinación organizada por el sacerdote Ignacio Peries con motivo de celebrarse el Día de la Virgen María.

Luego de hacer el diagnóstico, Lifschitz no descartó la posibilidad de solicitar fondos a la Casa Gris. "Necesitamos el apoyo y lo estamos conversando con otros intendentes y el gobierno", explicó el socialista, al tiempo que destacó que "es un desembolso muy importante pagar al personal y a los jubilados, y la recaudación es menor".

Asfixia. "Estamos con la lengua afuera", graficaron desde Buenos Aires 711. Pero la alusión no apuntó a las altas temperaturas que volvieron a sofocar la ciudad.

Es que, según pudo saber La Capital, varios municipios y comunas (incluso bajo el sello del PJ) avanzarían con un pedido de adelanto de coparticipación a la gestión de Binner.

No obstante, referentes de peso de la administración del socialismo coincidieron en que "se hará el máximo esfuerzo por cumplir con el pago, como viene ocurriendo en los últimos años".

A su turno, el secretario general del gremio que agrupa a los municipales, Néstor Ferrazza, desestimó que el reciente aumento salarial otorgado al sector haya impactado en las arcas de la Intendencia y consideró que Lifschitz está tomando recaudos frente al "complicado" 2009 que se avecina y "algunos inconvenientes que tienen con los proveedores".

"El aguinaldo no es un desembolso muy grande. Hablamos de unos 15 millones de pesos", indicó el dirigente, tras lo cual alertó que el mismo deberá abonarse antes de las fiestas de fin de año.

Sagrado. Luego de señalar que "hace 20 años que no ocurre un problema similar", Ferrazza recordó que el aguinaldo "es algo sagrado para la gente". Y sentenció: "Por eso no queremos terminar el 2008 con otro conflicto".

Por su parte, el secretario de Hacienda municipal, Gustavo Asegurado, concurrirá hoy a la comisión de Presupuesto del Concejo.

El funcionario deberá detallar el proyecto de presupuesto 2009, que incluye la suba de la tasa general de inmuebles (TGI) para el 45 por ciento de los fronteros rosarinos.

En el oficialismo hay confianza porque la iniciativa ya cuenta con los votos suficientes para ser aprobada la semana próxima en el Palacio Vasallo.

Comentá la nota