Se complica la situación del policía acusado por espionaje e investigan si trabajó en Boca Juniors

Oyarbide le negó la excarcelación a Ciro James y buscará determinar si se desempeñó en el club o en el Correo Argentino; el juez debe resolver la situación procesal del presunto espía en las próximas horas
La situación de Ciro James, el principal acusado del caso de espionaje que salpica al gobierno porteño se complica con el paso de las horas.

El juez federal Norberto Oyarbide, a cargo de la investigación, afirmó esta mañana que espera datos para definir si procesará o no al policía. Concretamente, libró oficios para que se le informe si James trabajó en Boca Juniors, mientras Mauricio Macri era presidente del club, o en el Correo Argentino que gestionó su padre Franco, como se denunció ayer desde la oposición.

Por otra parte, le denegó la excarcelación, lo que implica que seguirá preso hasta que el juez decida sobre su situación procesal.

Además, Oyarbide tiene previsto ordenar una serie de careos entre funcionarios del gobierno porteño "para ver quién está mintiendo", según dijo él mismo esta mañana en declaraciones a la prensa desde la puerta de su domicilio.

El expediente que lleva adelante Oyarbide tomó un fuerte voltaje político anteayer, cuando Oyarbide allanó el Ministerio de Seguridad y Justicia porteño y se llevó computadoras; entre ellas, la del nuevo titular de la Policía Metropolitana, Osvaldo Chamorro, a quien también le habían detectado llamadas cruzadas con James.

El escándalo reactivo la vieja disputa entre la Casa Rosada y el gobierno porteño, que en las últimas horas cruzaron duras acusaciones por el caso.

Mientras que Macri denunció una operación en su contra para obstaculizar el funcionamiento de la nueva Policía Metropolitana, desde el gobierno nacional plantearon que el jefe de de gobierno "debería dar explicaciones" de porqué James, contratado por el Ministerio de Educación porteño, está acusado de haber organizado las escuchas ilegales al empresario Carlos Avila y al líder de una de las organizaciones de víctimas del atentado a la AMIA, Sergio Burstein.

Comentá la nota