Se complica la situación de Horacio Gallardo y José Luis Rey

Los jueces volvieron a faltar a la indagatoria en la causa por las escuchas telefónicas. El juez federal, Norberto Oyarbide resolverá si pide el desafuero para poder detenerlos. Además, se conocieron nuevas víctimas de escuchas.
Los dos jueces de Misiones, que autorizaron escuchas telefónicas pedidas por el detenido espía Ciro James, volvieron a faltar hoy sin aviso a sus declaraciones indagatorias. El juez federal, Norberto Oyarbide resolverá si pide el desafuero para poder detenerlos.

Además, se conocieron nuevas víctimas de escuchas, como una cuñada del ex titular del grupo Exxel Juan Navarro y la esposa de un anticuario, Hugo Breitman, dijeron a Télam fuentes judiciales.

Los magistrados de Misiones, Horacio Gallardo y José Luis Rey faltaron el martes último a una primera citación como imputados y hoy tampoco asistieron a una nueva convocatoria, sin presentar certificado alguno ni pedido de prórroga.

En cambio, la secretaria de Gallardo, Mónica González, quien también faltó a la indagatoria, presentó un certificado médico por depresión, ante lo cual Oyarbide le concedió la eximición de prisión pero le prohibió salir del país.

Los funcionarios judiciales autorizaron las escuchas en el marco de una investigación local por el homicidio de un odontólogo y por supuesto pedido de James, quien según declararon policías de esa provincia decía investigar el hecho en Capital Federal y sostenía que esas escuchas podían aportar datos sobre un prófugo, presunto autor material del crimen.

De esta forma, se escuchó al empresario Carlos Ávila, al familiar de victimas del atentado a la AMIA, Sergio Busrtein, dos gerentes de venta de la cadena de supermercados Coto, al perito forense Mario Castex y al cuñado del jefe de Gobierno Mauricio Macri, Néstor Daniel Lorenzo.

Fuentes judiciales informaron que se establecieron nuevas víctimas de las escuchas, entre ellas la cuñada del empresario Juan Navarro, ex titular del grupo Exxel y la esposa de un anticuario, Hugo Breitman.

En la causa ya están procesados James, único detenido, el ex jefe de Homicidios Raúl Rojas, el ex auxiliar de Inteligencia, Diego Guarda, y el director de Investigaciones Rubén Quintana, los tres de la Policía de Misiones.

El fiscal federal Alberto Nisman pidió a Oyarbide que reclame el desafuero de los jueces para poder detenerlos e indagarlos, situación que el magistrado resolverá el lunes. Fuente: Télam

Comentá la nota