Se complica el panorama: colapsó Servicios y ahora hay basura en cada rincón de la ciudad

En avenida Santamarina las bolsas ya están sobre la calle. Más allá del inicio de la conciliación en Trabajo, creen que cuando el Ejecutivo deposite sueldos será un momento clave para la protesta. Los descuentos y la custodiada fiesta radical en medio del paro, marcaron el clima de ayer.
Con el correr de las horas el panorama se tensa y complica un poco más, en el marco del paro por tiempo indeterminado que decretó el Sindicato de Trabajadores Municipales que reclama una recomposición salarial del 15%.

De dos cosas se hablaban ayer en la Dirección de Servicios ubicada en avenida Santamarina, además del primer encuentro en el Ministerio de Trabajo que se realizará el lunes a las 11. Por un lado, delegados y trabajadores anticipaban que el miércoles de la semana entrante ya estarían los recibos y depósitos de los salarios a mes vencido, momento en el que se despejarán las dudas sobre el descuento de días no trabajados que consideran "ilegal".

Pero, además, el festejo que el radicalismo encabezó el viernes por la noche en su Comité bajo una fuerte custodia policial cayó como una bomba entre los manifestantes, que por la mañana se habían encontrado con el mismo panorama pero en el Palacio de Belgrano al 400.

Mientras la gente frenaba cada 5 minutos a dejar sus bolsas, uno de los trabajadores de Servicios lanzó la advertencia: "acá no se puede amontonar más basura, ya no hay lugar para ponerla, por eso la gente tendrá que ir desde ahora hasta el relleno sanitario".

Ni adentro ni sobre el ingreso había lugar ayer en esa dirección municipal para acumular residuos.

Ante esa situación, en el Sindicato creían que el Ejecutivo contrataría a una empresa privada para recoger los residuos acumulados en Servicios y especulaban con que de darse eso tensaría aún más la situación de cara a la conciliación.

De cara a la semana entrante, otras de las novedades podría ser la presencia de la Federación en territorio bonaerense, en el marco de una lucha a nivel provincial que ya se trasladó a la Gobernación en La Plata.

El miércoles, hubo un fuerte acatamiento a las medidas de fuerza en más de 120 municipios bonaerenses, cortes de ruta en el interior y una movilización cercana a los siete mil manifestantes en las calles céntricas porteñas, dando así inicio del plan de lucha de dicha Federación.

También, se realizaron cortes de ruta en aquellos puntos del interior distantes de la movilización, en la cual participaron afiliados y dirigentes de seccionales regionales y locales, en adhesión al plan de lucha.

En una solicitada publicada hace unos quince días se manifestó que este gremio quiere presentar un petitorio a Scioli para obtener un inmediato incremento salarial, restitución del adicional por antigüedad, blanqueo de sumas que se pagan en negro e inclusión en paritarias.

En ese mismo documento se había señalado que en varios distritos los empleados municipales cobran por debajo de los valores del salario mínimo vital y móvil.

Comentá la nota