Se complica más la economía: hubo déficit fiscal en diciembre

La desaceleración de la recaudación y el pago de aguinaldos jaquearon las cuentas públicas durante el último mes de 2008. Así, este año arranca más condicionado
El año que arrancó con abultados excedentes fiscales terminó de la peor manera: con déficit. Entre hoy y mañana el Gobierno anunciará un rojo fiscal en diciembre que se ubicó en torno a $ 1.500 millones.

El pago del aguinaldo a los empleados de la administración pública, sumado a la marcada desaceleración en la recaudación, no llegó a compensar el incremento de los gastos por primera vez a lo largo de todo 2008. Y anticipa un flojo arranque de las arcas públicas para este año. Habría que remontarse a diciembre de 2007 para hallar otro déficit fiscal de magnitudes similares.

Está previsto que entre hoy y mañana sea el propio ministro de Economía, Carlos Fernández, quien anuncie los datos en una conferencia de prensa junto al secretario de Hacienda, Juan Carlos Pezoa. Lo más posible es que el anuncio sea el viernes, luego de que los funcionarios se reúnan con la presidenta Cristina Fernández de Kirchner. Harán hincapié en el superávit global de todo 2008, en torno a $ 34.500 millones y minimizarán el dato de diciembre.

Claro que el número final que se informe respecto al mes pasado dependerá de cómo “maquille” el Gobierno el dato. Hasta principios de esta semana, el déficit primario (sin computar el pago de intereses de la deuda) rondaba $ 1.500 millones. Pero la Rosada aun tiene cartas como para amortizar el mal trago. Podría computar utilidades del BCRA o incluir (además de los casi $ 1.000 millones de aportes previsionales nuevos por la estatización de las AFJP), parte de los activos que la ANSeS acaba de tomar de las AFJP, por cerca de

$ 78.000 millones.

En el Gobierno aun debaten si recurrir a este artilugio contable o no. Lo hicieron en la anterior reforma previsional, en 2007. Aunque en aquella oportunidad eran sólo $ 8.000 millones. Otra alternativa es ir incorporando estos activos (inversiones de diversa índole), pero paulatinamente.

La principal duda pasa por una cuestión legal. Al blanquear la incorporación de estos activos podría, la Argentina quedar más expuesta a embargos en el exterior de las inversiones que tienen las AFJP. Otra carta bajo la manga es, obviamente, pisar gastos. Como viene ocurriendo.

Trascendió que los ingresos en diciembre se ubicaron en torno a los $ 20.000 millones, mientras los gastos orillaron los $ 21.000 millones. “Diciembre debería mostrar un déficit fiscal significativo. No creo que el Banco Central gire utilidades nuevamente. Pero ciertamente el dato del último mes del año no fue positivo”, explicó Marina Dal Poggetto, socia del Estudio Bein. En esa tónica, Hernán Hirsch, director de RSH Macroeconómica, consideró que “si bien 2008 arrancó con un nivel abultado de excedentes fiscales, el año muestra un deterioro significativo en la caja del Gobierno”.

Según los economistas consultados en el Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM), del Banco Central, el rojo fiscal de diciembre se habría ubicado entre $ 800 y $ 1.000 millones.

La recaudación de diciembre llegó a $ 23.641,6 millones; pero incluyendo $ 930 millones provenientes de los aportes jubilatorios de quienes estaban en las AFJP. Creció 20,5% interanual, la segunda menor suba a lo largo de 2008.

Pero lo más preocupante fue que algunos impuestos clave, como el IVA o las retenciones, mostraron un pobre desempeño. El IVA aumento en diciembre 13% anual, menos que la inflación privada estimada para 2008. Pero lo peor, sin dudas, pasó por las retenciones. En diciembre llegaron a $ 2.228,3 millones, 15% menos que un año atrás.

Comentá la nota