Se complica la alianza entre el PD y el Pro

Dicen que son optimistas y que llegarán a "un buen acuerdo". El Partido Demócrata y el Pro están negociando por estas horas los términos de la unión en Mendoza para estas elecciones. Pero faltando tres días para venza el plazo para presentar ante la Justicia Electoral las alianzas, no hay nada claro.
El PD quiere firmar con los partidarios de Mauricio Macri en Mendoza sólo "una alianza programática", pero se opone a un "revoltijo" de nombres en las listas.

Esto, obviamente, no convence a los dirigentes que vienen trabajando en la conformación del Pro mendocino. En este grupo las caras visibles son el ex dirigente demócrata de Capital Pablo Priore y la edil lujanina de Recrear Cecilia Páez. Ambos tienen con la actual conducción del PD, que lidera Omar De Marchi, una larga serie de desencuentros.

Priore fue opositor a De Marchi en la interna partidaria y Páez no goza de la simpatía del diputado nacional porque como concejal ha cuestionado mucho la administración demócrata en Luján.

"Confío en que habrá un acuerdo que convenga a ambos. Somos un buen complemento por nuestra historia en Mendoza y por lo que ellos están haciendo en Capital. Acá lo que está en juego es el 2011, por eso ahora queremos trabajar en un proyecto común de cara a ese año", explicó De Marchi.

Pero desde el Pro no piensan igual. "Si no hay 2009 no hay 2011", dijo Priore, quien el jueves trajo a Mendoza a dos encumbrados dirigentes macristas: el jefe de gabinete porteño, Horacio Rodríguez Larreta, y el diputado nacional Estaban Bullrich, titular de Recrear. La excusa de la visita fue una charla que De Marchi y Rodríguez Larreta dieron en Palmares, pero el motivo real fue intentar algún acercamiento.

"Ojalá que podamos terminar de ponernos de acuerdo con Omar y el PD para ir juntos en estas elecciones. Todavía no está concretado", explicó Rodríguez Larreta en una entrevista con Los Andes (ver aparte).

Desde la conducción del PD se objeta a las figuras del Pro mendocino, Priore y Páez. "Hay quienes quieren representar a Mauricio (Macri), pero en verdad las conversaciones son en Buenos Aires", dijo De Marchi. Sin embargo, Rodríguez Larreta elogió a Priore y Páez.

Según Priore, el Pro le está pidiendo al PD "inserción en las listas en cargos entrables". Por eso propician a Páez como segunda diputada nacional, detrás de De Marchi. Pero el actual diputado sostiene en ese puesto a la profesora Estela Catulo.

La ira de los dirigentes del Pro es mayúscula. "A Omar se lo sentó en la mesa nacional del Pro y ahora nos están dejando afuera", dijo Priore. "Una vez más están demostrando que el PD es un partido conservador y cerrado y le va a pasar lo mismo que en 1999, cuando perdió la gobernación", agregó.

Hoy De Marchi hará una nueva demostración de poderío en el Centro de Congresos. A las 19, el PD presentación de sus candidatos y De Marchi le cederá la conducción del partido a Aldo Calise, un ex legislador sanrafaelino que le responde.

Mientras desde el Pro dicen que el acuerdo mendocino se está rompiendo, De Marchi se muestra confiado. "El Pro nacional valora nuestra estructura e historia, somos un buen complemento", explicó y aseguró que el martes, antes de que expire el plazo para presentar las alianzas, todo estará arreglado.

Comentá la nota