Completar las cloacas cuesta $ 1.700 millones

La iniciativa incluye redes troncales, conexiones domiciliarias y planta de Bajo Grande. Se planifica en etapas, hasta 2028.
Lograr que el 95 por ciento de los vecinos de la ciudad de Córdoba tenga servicio cloacal en los próximos 20 años demandará una inversión de 1.722 millones de pesos. Esta nueva evaluación económica que hizo la Municipalidad se incluye en el proyecto ejecutivo del Plan Integral de Cloacas (PIC), pronto a completarse y que se presentará a fines de diciembre al Banco Interamericano de Desarrollo (BID) en busca de financiamiento.

En esta millonaria cifra están incluidas la construcción de todas las cañerías troncales, que afrontará el municipio y costarán 500 millones de pesos; las redes domiciliarias, que demandarán otros 900 millones y se cobrarán a los vecinos a través del sistema de contribución por mejoras; y la ampliación de la planta de tratamiento de líquidos cloacales de Bajo Grande, actualmente en ejecución y que se "comerá" los 322 millones restantes.

Si el BID aprueba el ambicioso proyecto, el municipio obtendrá el financiamiento para ejecutar estas obras de infraestructura, ideadas para procesar los líquidos cloacales generados por una población que en 2028 rondaría 1,7 millón de personas.

La captación a través de las distintas cuencas y su transporte hasta la Estación Depuradora de Aguas Residuales de Bajo Grande se hará con un sistema de caños maestros y conexiones domiciliarias que abarcará al 95 por ciento de la Capital. Sólo quedarían sin cloacas las zonas rurales alejadas, que constituyen el cinco por ciento restante.

La concreción del plan de cloacas para la ciudad figura entre las máximas aspiraciones de la gestión Giacomino e integra el Plan Director, pensado para atender el crecimiento urbanístico.

Según el municipio, 400 millones de pesos para las obras estarían "garantizados", pero para eso la presidenta Cristina Fernández de Kirchner deberá honrar su compromiso de gestionar este crédito ante el BID.

El secretario de Desarrollo Urbano municipal, Daniel Rey, dijo que el BID sólo destrabaría fondos si, tras la colocación de los caños colectores principales, se ejecutan las redes domiciliarias. Así el banco se garantizará que el municipio devuelva el préstamo en tiempo y forma, lo cual se conseguirá apenas se completen las obras y los frentistas paguen las conexiones.

Según aclaró el subsecretario de Infraestructura, Guillermo Assandri, las personas carecientes quedarán exceptuadas de pagar las redes domiciliarias.

La cloaca máxima del sur. La primera de las obras a ejecutar será la cloaca máxima para la zona sur, que beneficiará a 160 mil vecinos, costará 51 millones de pesos y será financiada por el Ente Nacional de Obras Hídricas de Saneamiento (Enohsa). Se licitará el 3 de diciembre. Demandará 390 días de plazo, por lo cual estaría lista en 2010. Se instalarán 6,3 kilómetros de cañerías desde barrio San Vicente hasta Chacra de la Merced.

El Plan Integral de Cloacas continuará con la construcción de las colectoras sur 1, sur 2 y sur (de 20 kilómetros de extensión), previstas para 2015 y con un costo de 550 millones. Para 2020 deberían terminarse las colectoras noroeste (20 kilómetros) y norte (18 kilómetros), que insumirán 958 millones. Y para 2028 se prevé completar las colectoras este (11 kilómetros) y oeste (5,5 kilómetros), que demandarán otros 100 millones.

En cuanto a la planta de Bajo Grande, hoy procesa 120 mil metros cúbicos al día de líquidos cloacales provenientes de los sectores servidos de la ciudad. Con las obras en marcha, saltará a 240 mil metros cúbicos a fines de 2009. La construcción de tres nuevos módulos hasta 2028 permitirá procesar 540 mil metros cúbicos.

Comentá la nota