La compleja relación entre Israel y la ONU

Por Jana Beris

JERUSALEN.- Uno de los momentos que los israelíes recuerdan con más emoción sobre el proceso que condujo a la creación de su Estado es la votación que tuvo lugar en las Naciones Unidas el 29 de noviembre de 1947.

Ese día se aprobó la resolución 181, que recomendaba partir Palestina en un Estado árabe y otro judío. La Asamblea General dio el sí con 33 votos a favor, 10 en contra y 3 abstenciones. Ese resultado se convirtió en el marco público y político que dio la base de legitimidad internacional para la fundación del Estado de Israel.

Los israelíes no lo han olvidado. Hoy, sin embargo, su visión respecto de la ONU es poco favorable, ya que muchos opinan que es un organismo problemático para su país, que adopta resoluciones en su contra por mayorías automáticas hostiles y que lo juzga injustamente.

La ONU, en tanto, acusa a Israel de no cumplir resoluciones adoptadas por la mayoría de la comunidad internacional y de ampararse a menudo en el veto de Estados Unidos en el Consejo de Seguridad.

Consultado por LA NACION, el doctor Dore Gold, que fue embajador de Israel en la ONU a fines de los años 90, opinó: "El organismo es muy importante, pero se suele regir por las posturas políticas de sus bloques, que no siempre aportan a la paz en la región, y tiene actitudes inaceptables con Israel".

"Países que violan incesantemente los derechos humanos aparecen allí como grandes censores de Israel y, mientras se nos acusa de todo con relación a la situación con los palestinos, no se hace nada para frenar aquellos conflictos en los que diariamente muere mucha gente", agregó Gold.

Por su parte, Gerald Steinberg, director del departamento de ciencias políticas de la Universidad de Bar Ilan, en Israel, suele asegurar que la ONU pasó de "defensora a difamadora" del país.

Al cumplirse recientemente el 60º aniversario de la Declaración Universal de Derechos Humanos, Steinberg recordó que "todas las promesas fueron violadas". "Las palabras que reflejaban el rechazo de los crímenes cometidos contra el pueblo judío, como crímenes de guerra, castigo colectivo, matanzas masivas indiscriminadas y violaciones de los derechos humanos, entre otras, se han convertido en armas en la guerra política que acompaña al terrorismo contra Israel", afirmó.

Steinberg, además, opinó que "el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas está dirigido por muchos de los peores violadores de derechos humanos y sus informes están escritos por expertos obsesionados con ataques a Israel".

Semanas atrás, durante una visita a Israel, también Irwin Cotler, ex ministro de Justicia y ex procurador general de Canadá, opinó que "la ONU tiene actitudes parciales respecto de Israel".

Comentá la nota