Compartir alquileres: una moda que crece para bajar gastos

• POR LA CRISIS ECONÓMICA HAY UN 20% MÁS DE OPERACIONES
La crisis financiera y los ajustes económicos han cambiado las conductas de muchos de los argentinos. Hoy se afianza con más fuerza la tendencia de compartir departamentos para abaratar los costos, pero no sólo entre amigos sino hasta con gente desconocida.

Las ofertas y los avisos de búsquedas abundan en el mundo de internet. Es el medio elegido para que miles de personas busquen a su compañero de departamento. «En la Argentina el movimiento creció un 20%», aseguró José Molina, director del sitio web compartodepto.com en la Argentina y Chile, quien agregó que en nuestro país creció un 35% las visitas a la página web en el primer trimestre de 2009 en comparación con el mismo período del año anterior.

Esta nueva manera de convivencia se atribuye principalmente a los aumentos sufridos, en los últimos meses, en los alquileres de departamentos. «Los nuevos contratos tienen un aumento de entre el 20% y el 25%», anunció Néstor Walenten, titular de la Cámara Inmobiliaria Argentina.

Francisco Roslan hace más de cuatro meses que busca compañero de departamento. Vive junto a un amigo hace un año en un PH, por lo que entre impuestos y expensas necesitan alrededor de $1.500 cada uno para mantenerlo por mes. «Con un nuevo integrante estaría ahorrando $ 500, más de un 30%», aseguró Francisco. La búsqueda apunta tanto a un extranjero que se quede sólo algunos meses -con una cuota mensual en dólares- o a un compañero estable donde los gastos se compartirían de manera más equitativa.

Las inmobiliarias notan mayor demanda en departamentos para compartir. Carlos D'Odorico, de D'Odorico Propiedades, aseguró que «el fenómeno se nota sobre todo en aquellos jóvenes que vienen desde el interior a estudiar a la Capital». El perfil del público, según el agente inmobiliario es de 24 años en adelante, afianzados laboralmente con 2 o 3 años de antigüedad. Buscan alquilar en zonas como Belgrano o Caballito, en cercanía a las principales avenidas y líneas de subtes.

A nivel mundial la tendencia está más arraigada. Germán Sibay vive en Londres hace más de 6 meses y entre los diferentes viajes que ha realizado a Inglaterra aseguró que siempre ha vivido con otros jóvenes. «Acá es muy normal, hay profesionales de más de 30 años que comparten el departamento», comentó Germán.

La crisis financiera es señalada como la principal causa que ha incrementado la actividad. «Con el alto costo de vida, los aumentos de precios de alquileres, más rápido que los salarios es difícil vivir hoy, especialmente en las áereas metropolitanas», aseguró José Molina. Además remarcó que en época de inestabilidad económica se convirtió en una costumbre «habitual entre los jóvenes y profesionales».

Los encargados de la web compartodepto.com indicaron que «el público argentino es muy especial», es que siempre surge el sentimiento de temor ante posibles estafas, aunque aseguraron que «los argentinos no son tan fáciles de estafar y los jóvenes hoy tienen una mentalidad mucho más abierta, que permite la convivencia con extraños en su departamento».

Juan Maryañski, estudiante de antropología aseguró que «vivo con gente desde 2006, pero más que nada por una cuestión de preferencia, de compartir vivencias con amigos».

A la hora de viajar, los más jóvenes también optan por una nueva tendencia que ante todo es gasolera y en donde también se entremezclan las experiencias: CouchSurfing es la última tendencia en viajes. «Básicamente es alojar y ser alojado, pero es mucho más que eso. Es otra forma de viajar por el mundo y conocer los lugares a donde vas», aseguró Germán Silbay usuario del servicio hace años.

Comentá la nota