Las CGT de Comodoro Rivadavia, el Valle y Esquel movilizadas por amenaza de crisis

Ante el avance de la crisis financiera mundial en todos los sectores productivos de la provincia y la preocupación por la suspensión y despido de personal, las CGT de Comodoro Rivadavia, Esquel y el Valle, avanzan en reuniones para definir la postura que el sindicalismo adoptará ante la profundización del contexto económico.
No se descarta que en la próxima semana se concrete un plenario provincial para fortalecer el reclamo en rechazo al «oportunismo empresarial», en detrimento del movimiento obrero.

En el día de ayer, la CGT del Valle publicó una fuerte solicitada, donde dejó en claro que «no permitiremos más despidos, suspensiones ni ningún otro atropello contra la dignidad de los trabajadores». La preocupación está centrada en actitudes «especulativas» del sector empresarial ejemplificadas en despidos de personal.

Ante estas circunstancias, la CGT y las 62 Organizaciones peronistas emprendieron la protesta y advirtieron que, de persistir esta situación, se potenciaría el conflicto entre las partes. Por lo menos es la conclusión de las declaraciones de cada sede regional donde se están concretando reuniones para evaluar las medidas a seguir.

En el caso del Valle y Puerto Madryn, el secretario general Luis Núñez dijo que el movimiento obrero «va a recibir el impacto, y lo que esperamos es que nuestros gobiernos estén preparados para el mismo».

En el Ministerio de Trabajo de la Nación los comercios y empresas están presentando todos los días «preventivas» contra la crisis para poder suspender o despedir a trabajadores. «Esto también ha llegado a la provincia del Chubut», alertó Núñez en diálogo con FM EL CHUBUT.

Dos sectores que están atravesando una situación compleja, son el pesquero y el textil, con una caída importante no sólo en lo económico, sino también en lo productivo. «Vemos cientos de trabajadores de las plantas en tierra que han sido y siguen siendo despedidos de las empresas», indicó el dirigente gremial sobre lo que está sucediendo en Puerto Madryn.

Las tres CGT coinciden en que el Gobierno deberá expresar qué medidas adoptará ante esta situación y si «está pensando entregar alguna malla de contención social, porque vamos a tener que atravesar momentos difíciles en todas las actividades y en toda la provincia».

SITUACION EN COMODORO

La CGT de Comodoro analizará hoy el futuro laboral de los trabajadores ante la crisis financiera y la posibilidad de que el sector comercial y empresarial inicie una ola de despidos. Hasta el momento serían casos puntuales, pero no en general, aunque el sindicalismo se mostró alerta ante los rumores de traslado de las empresas a otros puntos del país.

El titular de la CGT petrolera, Juan Carlos Fita, informó a la emisora que en el día de hoy se llevará adelante una reunión para definir los parámetros que convoquen para la próxima semana a un plenario, ante la gravedad de la crisis y los despidos masivos.

Por otra parte, Fita aportó como dato que en Comodoro Rivadavia se habla de que hay distribuidoras o empresas que estudian irse a otra ciudad. «No queremos que se trasladen las grandes distribuidoras o empresas que tenemos nosotros en la provincia produciendo», remarcó, agregando que un posible destino sería Mercedes, Provincia de Buenos Aires.

«CALMA RELATIVA»

En el caso de la ciudad de Esquel se habla de una «calma relativa», ante una realidad que se desconoce -según los gremios- y que se observa con el cierre de algunas firmas.

El secretario general del Sindicato de Empleados de Comercio, Miguel Alvarez, precisó que la CGT buscará «anticiparse» a estas acciones patronales, que ya han dejado a trabajadores sin su fuente laboral.

Ayer se llevaba adelante la reunión en la mesa de conducción de la Confederación General del Trabajo cordillerana, en la cual se acordó seguir el lineamiento marcado por las CGT del Valle y Comodoro.

En el caso de Esquel, las acciones para evitar los despidos datan del problema con la ceniza ante la Secretaría de Trabajo, tratando de que no se torne una «crisis laboral».

Comentá la nota