Comodoro recibiría inversión energética millonaria.

La instalación del polo energético Ingenti en Comodoro Rivadavia constituye uno de los secretos mejor guardados durante los últimos tres meses, lapso en el que se realizaron los estudios de factibilidad para la instalación de una central de ciclo combinado y un parque eólico en la zona oeste del ejido urbano, camino a la localidad de Sarmiento.
En su visita del martes 3 de febrero, el gobernador Mario Das Neves deslizó que Comodoro recibiría un importante anuncio. Se supone que el desembarco del Ingenti en la ciudad sería la noticia tan esperada y probablemente dada a conocer en el marco del aniversario, el lunes 23 de febrero.

El convenio para la instalación de los polos energéticos en la provincia había sido rubricado en agosto de 2007 entre la empresa privada Emgasud y el gobierno provincial, conformando la firma Ingenti, constituida por capitales privados y estatales en proporciones del 61 y 39 por ciento, respectivamente, y aunque en aquel momento se había incorporado el grupo inversor Pampa Holding, el mismo habría dejado de participar del emprendimiento energético en Chubut.

Aunque los planes originarios incluían a Comodoro recién en una tercera etapa (Ingenti III), proyectando la construcción de una central de generación de 180 MW de capacidad, con un presupuesto de 110 millones de dólares y sin fecha certera, sería esta ciudad la que recibiría la instalación en primer término.

El plan originario para la generación de energía eléctrica suponía una inversión de 500 millones de dólares y contaba con Dolavon como el Ingenti I, localidad donde se dispondría de 500 Mw de potencia instalada a partir de una central de ciclo combinado de 400 Mw y un parque eólico de 100 Mw.

La central comenzaría a operar a ciclo abierto, generando 200 Mw, para sumar posteriormente la potencia del parque eólico y otros 200 Mw para completar el ciclo de la central térmica en una tercera etapa.

Sin embargo, la instalación energética fue rechazada por la población de la localidad de Dolavon, contraria al emplazamiento de una central, y sería en este contexto que Comodoro Rivadavia se convertiría en escenario propicio para la inversión, aunque habrá que esperar la visita de Das Neves para confirmar el trascendido y saber de manera fehaciente si la ciudad conjugará alguno o los tres Ingentis, dado que ofrece ventajas geográficas respecto al uso del gasoducto patagónico, relevante en el Ingenti II.

El proyecto Ingentis II, también anunciado en agosto de 2007, apuntaba a la construcción de una central de “tecnología aero derivada” de última generación en la localidad de Esquel, para producir 100 Mw aprovechando la capacidad del Gasoducto Patagónico, luego de una inversión de 70 millones de dólares.

Comentá la nota