Comodoro: Los gremios municipales no aceptan la conciliación obligatoria

Luego de la serie de movilizaciones de los trabajadores, en el transcurso de un período de lucha que lleva diecisiete días y cinco de paro total, ayer el plan de lucha incluyó a hijos, esposas, esposos y demás familiares en lo que se denominó la "marcha de la familia municipal comodorense" la que, con acompañamiento de sindicatos y organizaciones intermedias de la ciudad, además del diputado provincial Ricardo Astete, y con adhesiones de empleados municipales de distintas ciudades de la provincia y de Santa Cruz, recorrió las calles céntricas desde la sede del municipio y concluyó frente al Banco Nación.
Con una enorme bandera argentina en medio de los manifestantes, al compás de bombos, redoblantes y de una sonora batería pirotécnica, la marcha recorrió la calle Rivadavia desde la sede del Ejecutivo comodorense hasta España y regresó por San Martín, trayecto en el que fue sumando adherentes, hasta concluir en Güemes y San Martín donde, en el improvisado escenario que ofreció el techo de una Trafic, David González (Soem) y Alfredo Prior (Jerárquicos) hicieron conocer el acompañamiento que ha tenido el plan de lucha en general y la movilización en particular.

Haciendo una sinopsis de lo que ha sido el intento por lograr un aumento salarial desde mayo pasado, durante un encuentro "en el que el intendente se comprometió a ofrecer una recomposición desde el mes de agosto", la arenga de los dirigentes recorrió todas las instancias intermedias hasta llegar a lo que se llamó "una falta de respeto hacia los trabajadores, con un ofrecimiento del 5% de aumento que rechazamos terminantemente por improcedente y ajena a la realidad de una ciudad que se ha convertido en la más cara de la Patagonia y me animo a decir de todo el país", señaló González.

Conciliación En la reseña de los pasos seguidos hasta que se desató el plan de lucha de los sindicatos municipales, pasando por la aprobación de la propuesta del Ejecutivo municipal en el Legislativo de la ciudad, lo que mereció silbidos y abucheos, se llegó al anuncio de que "por los medios de prensa hemos sabido que la Subsecretaría de Trabajo de la provincia ha dictado una conciliación obligatoria, medida que hasta el momento no aceptamos" señalaron los dirigentes, agregando que "el paro continúa el lunes y será entonces cuando arbitraremos las medidas legales para conocer el marco y las garantías de una eventual ronda de diálogo".

Por los dichos de los dirigentes sindicales, recién el lunes próximo podría definirse la continuidad o no de la medida de fuerza.

Comentá la nota