Con comodidad el oficialismo aprobó el impuestazo

Sin problemas, el oficialismo consiguió el miércoles aprobar por amplia mayoría la creación de nuevos adicionales en la tasa de Servicios Generales, lo que redundará en un incremento de la misma cuyo impacto será –según la zona- de entre el 70 y el 125 por ciento.
La oposición iría a la justicia para impugnar el listado de Mayores Contribuyentes.

Más allá de que la asamblea de Mayores Contribuyentes estuvo durante más de dos horas empantanada en una discusión política en la que el oficialismo volvió una y otra vez a cargar contra los gobiernos radicales que precedieron a Arrieta, a la hora de los votos la aprobación del impuestazo fue sólo un trámite para el gobierno, gracias a la conformación de un listado de Mayores Contribuyentes claramente parcial a favor del oficialismo: el resultado fue de 23 votos a favor y sólo 4 en contra en general, en tanto que en particular los partidarios del aumento lograron imponerse por 19 a 8.

En relación a la ordenanza preparatoria aprobada hace dos semanas en la localidad de Gobernador Udaondo, solamente hubo un cambio: se trata de una bonificación de más del 50 por ciento para las propiedades ubicadas en clubes de campo y barrios cerrados. La oposición se opuso a esta modificación, argumentando que el impuestazo era regresivo, y que bonifica a los sectores de mejores recursos, en tanto que impacta con mayor crudeza en los sectores más desprotegidos, ubicados generalmente en las zonas 3 y 4.

Aumento regresivo

Sin dudas, la exposición más lúcida fue la del mayor contribuyente Pablo Olveira. El presidente de la Cámara de Comercio proyectó en una pantalla una presentación en Power Point para argumentar que la naturaleza del aumento es regresiva, ya que pagarán más los que menos tienen: "No digo sólo los sectores de menos recursos económicos por debajo de la línea de pobreza, sino también los vecinos a los que menos servicios se le prestan", argumentó Olveira.

A través de gráficos, el presidente de la Cámara enumeró todos los aumentos aplicados desde la asunción de Arrieta, mediante reforma tributaria o aumento del módulo, y recordó que para dentro de dos meses está previsto un nuevo incremento automático. En función de ello, proyectó el aumento acumulado por zonas en base a los ejemplos de superficies de 300 y 2000 metros cuadrados. La conclusión es que un local comercial pequeño sufrirá en la zona 1 un aumento proporcional 22 veces superior a una gran superficie. En el mismo sentido, las viviendas de hasta 300 metros tendrán un aumento promedio del 62 por ciento, contra el 2,8 por ciento de una de 2 mil metros. En la zona 4, las diferencias serán aún mayores: los locales comerciales de menos de 300 metros pagarán 61 veces más que una gran superficie de 2 mil metros, en tanto que el aumento acumulado para un terreno pequeño será del 140 por ciento, contra el 2,3 por ciento de una casa quinta.

"Los beneficiados con esta medida son las grandes superficies comerciales y las casas quinta y los perjudicados los comercios familiares, las pymes y las familias con menor poder adquisitivo. Por eso es un aumento totalmente regresivo, en el que los que tienen más plata son los que menos pagan", afirmó Olveira, quien pidió que de ser necesario fuese aplicado un aumento porcentualmente equivalente "al negocio de Don Justo y a Plaza Vea".

Los Mayores Contribuyentes

Después de más de dos horas de chicanas políticas, finalmente los Mayores Contribuyentes pudieron dar su opinión. Con respecto a la lista original hubo dos cambios, ya que tanto Guillermo Seminario como Domingo Dettler se excusaron por escrito de participar. Tampoco estuvieron presentes en la sesión los concejales Fabián Pedutto y Beatriz Pérez.

Víctor Rivas se mostró a favor de la creación de adicionales (incluso acompañó con su voto en general el proyecto) pero pidió que se reviera una rebaja en las zonas 3 y 4 para que el aumento fuese más equitativo. Idéntica posición esgrimió Aníbal Areco

Pero no obstante, la mayoría de los Mayores Contribuyentes habían ido a apoyar la gestión y "darle un voto de fe" al intendente, como manifestó Carlos Otero. En la misma línea se inscribieron el presidente del Club de Campo Antonio Chiaborelli, Gonzáles Fernández, Julio Herrera y el ex concejal y actual empleado de ANSÉS, Manuel Floriano.

A la hora de votar, algunos Mayores Contribuyentes (Rivas, Areco) y los concejales del cubismo Daniel Pedrini y Hugo Diez apoyaron en general la creación de los adicionales, con la esperanza de poder introducir algunos cambios en particular que hicieran el impuestazo más equitativo. Pero el oficialismo y sus aliados no permitieron ningún cambio, y los adicionales salieron aprobados a pedir de Arrieta.

Comentá la nota