Cómo fue vulnerado el sistema de comunicación de la Presidenta

Cómo fue vulnerado el sistema de comunicación de la Presidenta
Dos especialistas en comunicaciones analizan la interferencia que sufrió la red de transmisión del helicóptero presidencial. Por qué el sistema es como un queso gruyere.
El viernes pasado, cuando la Presidenta Cristina Fernández de Kirchner viajaba de Olivos hacia la Casa Rosada, las comunicaciones del helicóptero presidencial fueron interrumpidas con amenazas e insultos hacia la mandataria: "Maten a la yegua", "¡Boludos, maten al pescado!", "¡Mátenla!", y un fragmento de la marcha militar "Avenida de las Camelias". Mientras la justicia investiga los hechos y el Gobierno apunta contra algunos sectores militares en relación con los juicios por derechos humanos, surgen interrogantes básicos sobre la seguridad presidencial.

¿Es vulnerable el sistema de comunicaciones del Gobierno?

Un secretario de Estado que conoce la seguridad oficial alimenta las hipótesis que hablan de la escasa seguridad en los sistemas de comunicación: "No hace falta demasiada tecnología para realizar una interferencia al helicóptero presidencial", dice.

Los transportes aéreos de la Presidencia manejan sistemas de comunicaciones no encriptados y suelen ser como un queso gruyere a la hora de sufrir interferencias. El sistema que utilizan se maneja con la frecuencia VHF y cualquier radioaficionado con mínimos conocimientos técnicos puede intervenirla.

Ariel Garbarz, director del Proyecto Nacional de Teleinformática de la Universidad de Buenos Aires (UBA), agrega más datos: "El helicóptero presidencial utiliza, además de la frecuencia 118.5 MHZ que utilizan todos los aviones y helicópteros cuando se aproximan a la torre de Aeroparque, una banda lateral exclusiva; solamente por ese canal puede entrar un equipo de uso militar o policial y no uno de uso civil". En este sentido, sostiene que "las interferencias fueron hechas por personal de alguna fuerza".

A su vez, Garbarz asegura que dadas las características de las interferencias, "el interceptor tiene que haber estado muy cerca del helicóptero porque el tipo de modulación requiere que haya una línea recta entre el interceptor y la aeronave. No puede haber, por ejemplo, ningún edificio que interrumpa esa línea y eso solamente se puede hacer estando muy cerca, a no más de 2000 o 3000 metros".

Para José Luis Alharal, especialista en el tema y dueño de Ryder Informática y Comunicaciones, "le estan dando más importancia de la que tiene porque esto lo puede haber hecho cualquiera".

" La comunicación aeronáutica es súper vulnerable. Hay equipos para la banda aeronáutica que se pueden comprar libremente y sin ningún control, cualquiera con un handy en la terraza para la frecuencia de 118 MHZ puede transmitir sin problemas", dice. Pero agrega que si hubo interferencias en la banda lateral exclusiva, entonces "evidentemente es alguien que sabía cuáles son las frecuencias de operación".

Respecto de la procedencia de los equipos aptos para realizar este tipo de interferencias, Garbarz cuenta que "son frecuentes los robos civiles y militares de estos equipos ya que en la Argentina no existe un registro de ellos". Por esa razón, dice, "no se puede saber en manos de quienes están estos equipos".

Comentá la nota