Cómo se votará con la boleta única en Córdoba

Cada partido o alianza tendrá seis tramos en los que el elector podrá optar por diferentes opciones o por la “lista completa”. Para el titular de la bancada de UPC, Daniel Passerini, el sistema destierra la posibilidad de fraude en el cuarto oscuro.
Desde la Legislatura provincial se dio a conocer la «boleta única de sufragio» que se utilizará en las próximas elecciones provinciales de 2011, un sistema que aseguran eliminará los manejos clientelares a que se prestaba el voto partidario utilizado hasta ahora.

Daniel Passerini, presidente del bloque de Unión por Córdoba, expresó su convencimiento que la boleta única inaugura “un nuevo modelo de trabajo político partidario, que tendrá más que ver con la instrucción cívica que con darle el voto al ciudadano para que lo deposite en la urna”.

“No habrá posibilidades de hacer ningún tipo de maniobra fraudulenta ya que la boleta única vendrá en un talonario con tantos votos como electores, con un código, y será entregado antes de entrar al cuarto oscuro teniendo en el anverso la firma del presidente de mesa y los fiscales”, dijo el legislador peronista.

La boleta única, aparte de las medidas de seguridad que conlleva para evitar las “trampas” en el cuarto oscuro (falta de votos o destrucción de los partidos rivales) reemplazará a la tradicional boleta partidaria que imprime cada agrupación política.

Será impresa, tal como dice la ley, por la Justicia Electoral, y entregada a cada elector el día de la votación. Llevará casilleros en blanco (ver facsímil) al lado de cada postulante para que el sufragante pueda marcar con una lapicera el candidato de su preferencia.

Respecto a su tamaño sólo se precisó el mínimo, que será igual a dos hojas A3, en tanto la dimensión máxima estará condicionada a la cantidad de partidos, frentes o alianzas que decidan participar de las elecciones.

La eliminación de las sumatorias lleva a suponer que a lo sumo habrá poco alrededor de diez agrupaciones que presentarán candidatos a gobernador, legisladores distrito único, departamentales, vocales del Tribunal de Cuentas de la Provincia, intendentes, concejales y tribunos de Cuentas municipales.

El diseño de boleta única permitirá elegir “lista completa” con un casillero a la derecha, u optar por los seis tramos en que habrá opciones de combinar candidatos de partidos distintos, que anteriormente se traducía en el “corte de boleta”.

Habrá un tramo para gobernador y vice, otro para legisladores de distrito único, un tercero para los departamentales, un cuarto para tribunos, un quinto en el que no se podrá separar el voto a intendente y vice de los concejales y, finalmente un sexto, en el que se elegirán los integrantes del Tribunal de Cuentas municipal.

Passerini elogió la reforma política a la que calificó de “muy buena”, al tiempo que explicó que con este adelanto Córdoba se pone a la vanguardia “abandonando la prehistoria electoral” y lamentó que “la oposición haya elegido priorizar el oportunismo político a la búsqueda de consensos para acompañar esta decisión”.

Respecto al meneado pedido de reforma constitucional que hizo la oposición, dijo que el oficialismo “trabajará en los consensos para modificar la Carta Magna en el futuro”, aunque adelantó no estar de acuerdo con el ballottage y la vuelta a la bicameralidad, como “si darle rango constitucional al Consejo de la Magistratura y a la Mesa Provincia-Municipios”.

Comentá la nota