Cómo es vivir lejos de la mano de Dios

El callejón Roger Ballet está a pocos minutos del centro sanjuanino en plena zona productiva de Pocito. Cuando uno va por ruta 40 y dobla por esta vía, parece que el tiempo se detuvo y el desarrollo no llegó al lugar, sólo se ven las casas humildes, sin alumbrado público y casi tapadas por la basura que abunda a ambos lados del callejón de tierra.
En el costado norte de la precaria vía hay un canal de riego casi tapado de basura. En las sucesivas mondas, los obreros fueron dejando la basura en la orilla de la calle y como nadie la sacó hasta se criaron montes de más de un metro de alto que no dejan ver nada. Es tal la cantidad de basura que la calle se redujo hasta quedar en 1,50 metro de ancho que encima se llena de barro cuando el canal se desborda y queda totalmente intransitable en vehículo.

Los vecinos del lugar se quejan por el mal estado de la calle y aseguran que miles de veces le pidieron al municipio que limpie y mejore la arteria.

Todos sufren esta situación pero quizás una de las más afectadas es Rosa Bravo, una mujer de más de 50 años que tiene una hija discapacitada en silla de ruedas y tiene miedo de que la chica se enferme y la ambulancia no pueda entrar a socorrerla.

“Si a mi hija le dan convulsiones y la calle está inundada la ambulancia no va a poder entrar y yo no puedo llevarla en brazos hasta la ruta”, dijo angustiada la mujer que aseguró que ella misma fue a pedir al municipio que mejore la calle.

Sin embargo no sólo los vecinos sufren el mal estado de la calle para entrar a sus casas, sino que los productores que usan esta calle a diario se ven obligados a poner pasto seco en algunas zonas para poder pasar.

Mientras tanto, desde la co­muna no respondieron la re­quisitoria de este medio.

Comentá la nota