Cómo viven Carrascosa y Arce en la cárcel.

Desde el pasado jueves los mediáticos viudos de María Marta García Belsunce y Rosana Galliano se encuentran juntos, a tan sólo cinco celdas de distancia, en el pabellón número 9 de la Unidad 41 de Campana. Lejos de las comodidades del country de Escobar donde pasó los últimos dos años, Carlos Carrascosa debe acostumbrarse a compartir calabozo con otros cinco internos. Pronto comenzará a trabajar en tareas de limpieza y mantenimiento, para ganarse un día más de visitas. José Arce también se mantiene ocupado: transforma basura en abono orgánico.
La Unidad 41 de Campana era un avispero. Presos, guardias y autoridades se revolucionaban ante la vuelta de uno de sus internos más mediáticos, Carlos Carrascosa, ahora condenado a prisión perpetua por el crimen de su esposa María Marta García Belsunce. Fue el jueves por la mañana y, según confesó el guardia que lo recibió, "llegó tranquilo, confiado en que pronto va a obtener la libertad". Relató también que Carrascosa se pasó repitiendo todo el día que "la sentencia todavía no está firme", lo cual es acertado. Pero también lo es que, firme o no, por ahora no volverá al cómodo country de Escobar y deberá aceptar que Campana ya es su nuevo y frío hogar.

El mismo día de su llegada Carrascosa fue ubicado en la celda uno del pabellón nueve, destinado a los condenados de más de 40 años, la mayoría de ellos trabajadores o estudiantes, "y todos de muy bien comportamiento", aseguran desde el Servicio Penitenciario. Lejos de las comodidades a las que estaba acostumbrado, ahora comparte su pequeño calabozo con otros cinco condenados. Dos de ellos presos por homicidio, dos por robo y uno por infracción a la ley de drogas.

Apenas a cinco celdas de la suya, se aloja otro viudo mediático. Se trata de José Arce (acusado de haber encargado el asesinato de su esposa Rosana Galliano), quien se mostró inmutable ante la llamativa coincidencia. "Me es indiferente estar con él", dijo luego de realizar una presentación en la Cámara Penal de Campana para salir en libertad.

Rutina. "La adaptación va a ser sencilla, no hay nada que explicarle porque ya conoce toda la operativa", explicaron desde la Unidad y relataron a PERFIL las normas que regirán a partir de ahora la vida de Carrascosa: a las 7.20 de la mañana, hora del primer recuento, se reparte el magro desayuno, consistente en una taza de mate cocido o té y unas rodajas de pan. El resto de la mañana es libre, y todos los internos tienen acceso al patio –un espacio lúgubre, sin los bancos ni flores del parque de Escobar–, hasta el mediodía, cuando las puertas de las celdas vuelven a cerrarse para repartir el almuerzo, y se reabren a las 13.30. Desde entonces, y hasta las 20, pueden hacer actividades físicas, trabajar o simplemente ver pasar las horas que, todos coinciden, adentro parecen eternas.

Hoy y mañana, podrá recibir visitas en el área de la escuela, aunque la excepción se da por ser el primer fin de semana que pasa en prisión. A partir del lunes, las visitas serán sábado o domingo, y para ganarse un día más con los suyos, Carrascosa aceptó trabajar en mantenimiento y limpieza. Las autoridades del penal estiman que, como lo hizo en su estadía anterior, tendrá asignada la labor de limpiar el patio, un espacio común de 20 por 15 metros. El inicio de estas tareas será en un par de semanas y si bien las reglas indican que los tiempos se prolongan un poco más que eso, en este caso, el famoso viudo tendrá un pequeño beneficio. "Como es un preso que ya conocemos y sabemos que no tiene problemas de conducta, lo ubicaremos más rápido", explicaron desde la Unidad.

Por lo pronto, ayer ya tuvo su audiencia con el jefe de Vigilancia y Tratamiento de la Unidad, a quien detalló quiénes son los familiares que lo visitarán. Serán seis, repartidos en los dos días y otros tres, la semana próxima.

Compañeros de ruta. La Unidad 41 de Campana, en el kilómetro 6 de la Ruta 6, es una de las más nuevas del Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB). Inaugurada en febrero de 2006, cuenta con doce pabellones dispuestos en sistema panóptico. "Los otros presos quieren sacar provecho de alguien tan mediático y nosotros tenemos que cuidarlo como si estuviera en una cajita de cristal", se quejan por lo bajo los guardias del penal, que ya tienen experiencia en lo que sucede cuando Carrascosa se aloja en Campana. Sin embargo, con sus compañeros de celda –especialmente con Carlos Ruiz, quien lo recibió con la alegría de un viejo amigo–, el viudo tiene una

buena relación.

Es que, cuando estuvo en libertad, Carrascosa no se olvidó de ellos. Donó juguetes para el Día del Niño y envió comida para sus compañeros, por lo que el recuerdo de su paso por allí era bueno.

A sólo cinco celdas de distancia, dos viudos que juran inocencia cumplen una condena que asegura lo contrario. Mucho tienen en común, pero poco tiempo tendrán para compartirlo. Sucede que, mientras Carrascosa esté baldeando el patio que ambos utilizan, Arce seguirá dedicando sus horas a transformar basura en abono orgánico, un proyecto al que se dedica junto a otros tres internos con quienes se reparte la ganancia de lo vendido a viveros y huertas. Les quedan las mañanas, las actividades físicas y las horas en la biblioteca, momentos en los que podrán charlar acerca de cómo se sienten frente a la repentina soledad que supieron conseguir.

Sus abogados pedirán por su libertad

La defensa de Carlos Carrascosa continúa analizando el planteo que realizarán la semana que viene ante el Tribunal Oral en lo Criminal Nº 6 de San Isidro. Como primera medida, exigirán la libertad de su cliente y recién después evaluarán si es conveniente presentar un recurso de hábeas corpus.

Según explicó a PERFIL el abogado Diego Ferrari, todavía no presentaron el pedido de excarcelación porque tiene que "estar bien fundado". "En los últimos meses se han incorporado muchas reformas que estamos evaluando para no cometer un error", argumentó el letrado.

No obstante, adelantó que el reclamo estará listo entre miércoles y jueves, y explicó que el TOC 6 tendrá un plazo de cinco días para resolver la situación procesal de Carrascosa. Además, agregó que apelarán la decisión adoptada por el Tribunal Penal de Casación bonaerense, que el jueves de la semana pasada condenó al viudo a prisión perpetua

Comentá la nota