Cómo usará el Municipio los 6.000.0000 del fondo de soja

Este año llegarán 1.500.000, pero en 2010 sumarán otros 4.5000.000. La primera parte va a educación. Una caja propia de alto poder.
El uso en edificios educativos locales de cerca de 500 mil pesos del fondo de la soja, conformado con la cuota de las retenciones que le corresponden a Olavarría, despertó de nuevo el interés de esa caja que el Gobierno local tiene pensado utilizar en fines sociales que, de paso, otorgue buen rédito político.

Esa disponibilidad de liquidez externa coincide, en términos políticos, con otra movida: el reemplazo de Patricia Seijo por Eduardo Rodríguez al frente de Desarrollo Social, una cartera que además será ampliada en incumbencias.

Los 500 mil pesos que el Municipio piensa invertir en educación son apenas una parte de una cifra de entre 1.000.000 a 1.500.000 que la Comuna ya tiene depositado en el banco, correspondiente a la coparticipación del 2009.

Es decir, sólo con lo que llegue este año el Municipio tiene un enorme poder de fuego disponible para agrupar sectores interesados en generar obra comunal. Allí los fomentistas están a la cabeza, pero no son los únicos: el sector educactivo tendrá obras, y una amplia red comunitaria donde trabajan organizaciones con experiencia en el territorio, también.

Y si es por los números, la cifra es muy potente.

Para el año que viene la cifra de coparticipación por las retenciones está calculada para Olavarría en una suma entre los 4.000.000 y los 4.500.000 de pesos. Total: cerca de 6.000.000 al cierre del 2010, apenas antes de que empiece la carrera electoral del 2011.

Una cifra nada despreciable, y que explica por qué el futuro secretario de Desarrollo Social, Rodríguez, estaba en la cabecera de la reunión de Federación de Fomentistas el viernes pasado, en Roca Merlo.

Comentá la nota