Cómo será el Distrito Tecnológico que revitalizará el sur porteño

El proyecto, emplazado en Parque Patricios y Nueva Pompeya, busca posicionar Buenos Aires como la capital latinoamericana de la tecnología. Hay beneficios fiscales
El Distrito Tecnológico será un centro de promoción y desarrollo de tecnología, innovación y conocimiento, que concentre empresas de tecnologías de la información y comunicación (TICs), software y profesionales de alto valor agregado. Está ubicado en los barrios de Parque Patricios y Nueva Pompeya, en el polígono conformado por las avenidas Sáenz, Boedo, Chiclana, Sánchez de Loria, Brasil, las calles Alberti y Manuel García y la Av. Amancio Alcorta. Implica una nueva cultura en la que convergen la tradición del barrio y el posicionamiento de este sector de la ciudad como un centro de negocios moderno y con comunicación con el resto del Buenos Aires y el mundo.

El proyecto requerirá una inversión total de u$s 400 millones en 12 años (unos 200 millones provendrán de capitales privados), y se espera que en cuatro años el Distrito Tecnológico genere alrededor de 20.000 puestos de trabajo. El objetivo es promover a la Ciudad de Buenos Aires como capital latinoamericana de la tecnología, para lo cual será necesario retener y atraer las inversiones estratégicas, tanto locales como extranjeras. Además, habrá que desarrollar un espacio donde conviva la identidad cultural con las empresas TIC, un lugar donde se trabaje, se estudie y se viva.

Como primer medida, será necesario renovar el patrimonio urbano e inmobiliario de los barrios involucrados, concentrar en la zona actividades relativas a la industria del conocimiento e impulsar el desarrollo y radicación de nuevas empresas TIC. Por otra parte, se promoverá el desarrollo de nuevos empleos calificados y certificados, y se multiplicará la oferta educativa de calidad en carreras científicas y tecnológicas. Además, se impulsará la instalación de nuevos comercios y servicios para atender a las demandas de empresas, organismos públicos y centros académicos que se instalarán en el Distrito.

Allí se concentrará en un mismo espacio a las empresas vinculadas a la creación, gestión y comercialización de TIC.

Según evaluaciones previas del Ministerio de Desarrollo Económico porteño, el resultado neto del ejercicio de las empresas que decidan instalarse en el Distrito Tecnológico mejoraría un 12% en el año.

Lo atractivo de este proyecto es que la ley que implementa el Distrito Tecnológico implica una inversión estatal pasiva, es decir que para darles un beneficio a las empresas y contribuir con su radicación en la zona, el Gobierno de la Ciudad prevé incentivos fiscales y de infraestructura para las empresas.

En este sentido, el Gobierno de la Ciudad desarrolló la Ley de Promoción de Empresas de Tecnología de la Información y las Comunicaciones, que promueve incentivos fiscales y de infraestructura para la empresas que se radiquen allí, como la exención del impuesto a Ingresos Brutos y ABL (por 10 años), exención del impuesto de sellos, exención del pago del Derecho de Delineación y Construcciones (por 10 años), líneas de crédito preferenciales del Banco Ciudad, y subsidios para la obtención de certificaciones de calidad en el Distrito.

Luego de ser aprobada la ley 2972, se ha armado una Comisión Interministerial que está funcionando como principal promotora de la regulación del Distrito Tecnológico y mejorando los marcos establecidos por la ley. Asimismo, esta Comisión está encargada de la implementación de un plan de seguridad e infraestructura para Parque de los Patricios que brindará a las empresas un marco seguro de desarrollo potencial de la zona. El Distrito es una ambiciosa iniciativa que comprende también un plan de infraestructura y un plan de seguridad para modernizar la zona Sur.

Comentá la nota