"Cómo salimos de la crisis en la Provincia debe ser nuestro próximo objetivo común"

Con la aprobación de la ley que favorece a la industria electrónica radicada en Tierra del Fuego, la gobernadora Fabiana Ríos se mostró optimista respecto al panorama económico del sector para 2010, entendiendo que podría tratarse de un año "más auspicioso y con más y mejor trabajo", por lo que apeló a todos los sectores políticos y sociales de la Provincia a repetir el trabajo conjunto en torno a la sanción de esta normativa "para lograr un nuevo objetivo común" que permita revertir la crisis actual.
"El 4 de noviembre de 2009 se recordará como el día en que se obtuvo la sanción definitiva de una ley que pone en condición de similitud a la industria de Tierra del Fuego con Manaos (Brasil); que mejora las condiciones de competitividad y traducido en términos de personas significa que una dignificación del trabajo de los fueguinos en la industria metalúrgica. Significa que, por primera vez en Tierra del Fuego, los sectores del trabajo; el empresariado y las distintas fuerzas políticas, nos unimos detrás de un objetivo político estratégico prioritario y logramos hacerlo entender en el nivel central, para obtener resultados que nos favorecen a todos ", valoró.

La mandataria no desconoció que este trabajo conjunto "a los medios nacionales les llama poderosamente la atención", por lo que renovó sus elogios para los Diputados y Senadores por Tierra del Fuego "que se encolumnaron detrás de este proyecto, y todos salieron en los medios nacionales remarcando que para la Provincia esta ley no era una cuestión de oficialismo y de oposición, sino una decisión estratégica que le hace bien a todo el país".

"Tierra del Fuego pudo más que los lobbys porque se paró como Provincia, y fue emocionante ver a los trabajadores; a los empresarios; a la gente de las Cámaras de Transporte; de Comercio; del Gobierno; de la oposición; del oficialismo nacional, como también a la diputada electa Liliana Fadul, bregando por un objetivo compartido", agregó.

Para la Gobernadora "lo que sigue es el cumplimiento de la garantía de reposición de fuentes de trabajo a quienes lo han perdido y que ya ha estado en fábricas", puntualizando además que deberá priorizarse "a la gente que ya está radicada en la Provincia. Desde el Ejecutivo existe el firme compromiso de colaborar en lo necesario para capacitación específica y contar con recursos humanos calificados, que es lo que se requiere para el desarrollo tecnológico fueguino".

"Estas cuestiones deben ser abordadas rápidamente; inclusive la verificación; la instalación y la autorización de nuevos procesos productivos en la Comisión del Área Aduanera, y hacerlo con la celeridad que necesita el proyecto de promoción industrial de Tierra del Fuego, y es uno de los temas pendientes a tratar con la ministra de Industria Débora Giorgi".

Del mismo modo, la mandataria entendió que la sociedad debe comprender que "esta ley no es una panacea; ni es milagrosa, significó mucho trabajo y es mucho más aún el trabajo que se debe encarar a futuro, porque se deben abrir nuevos procesos productivos, y en esto también está nuestro compromiso con el sector del trabajo y de la industria para que sea un paso adelante. Se debe dar los pasos siguientes, todos estratégicos, para avanzar hacia la conversión de Tierra del Fuego en un polo tecnológico productivo de toda la Argentina".

"De ahora en más tenemos que lograr un nuevo objetivo común, y así como logramos obtener esta ley que apunta a preservar las fuentes de trabajo, necesitamos encontrar un nuevo objetivo común y el objetivo común debe ser la búsqueda de caminos, y ver cómo salimos de la crisis con nuevas propuestas y con condiciones que podamos acordar entre todos", concluyó.

Comentá la nota