Como Romero, Urtubey ordenó impedir acampes en la Plaza 9 de Julio

Al igual que su antecesor, Juan Carlos Romero, el gobernador Juan Manuel Urtubey ordenó impedir que en la Plaza 9 de Julio se hagan acampes . En estos últimos dos días ello significó para quienes se atrevieron a protestar, ser intimados por la Policía a deponer su actitud con métodos irregulares o represivos.
El miércoles un grupo de adherentes de la CCC se enfrentó con la Policía. Tras ello, cuando algunos manifestantes transitaban por calles aledañas a la Plaza, fueron detenidos. Se detuvo a 6 chicos menores de edad, y 3 mayores. Según lo indicado por la referente de Derechos Humanos, Blanca Lezcano, durante cuatro horas nadie dio con el paradero de los detenidos.

Ayer cerca de las 7,30 dos personas que piden su reincorporación en los establecimientos fueron reprimidos junto a sus hijos cuando se encadenaron en la Catedral.

No hubo detenciones, pues al parecer la intención de los 23 uniformados que actuaron era sacar a los manifestantes. Según la denuncia de Oscar Arapa, su mujer y Soledad Choque, fueron arrastradas de los cabellos mientras que los hijos de los manifestantes (cuatro chicos de 1, 8 y 9 años), eran agarrados por la Policía.

Igual que Ferraris

"Casualmente, en cada desalojo hay personas embarazadas. Estas son cuestiones que muchas veces se utilizan". A las palabras del ex secretario de Seguridad y actual juez de Corte, Gustavo Ferraris, sumó ayer el ministro de Justicia, Seguridad y Derechos Humanos, Pablo Kosiner, sus aportes dando a entender que en estas protestas se utiliza a chicos.

Ante ello, indicó que impulsará las denuncias ante la Justicia, dado que desde allí se debe investigar la situación de cada uno de los chicos expuestos a los "episodios violentos".

Para Lezcano, más debería preocupar que los chicos menores de edad que fueron detenidos el miércoles estuvieron desaparecidos durante cuatro horas.

Comentá la nota