Cómo se resuelve si hay problemas

Los empleados del Juzgado Federal reciben en las mesas de trabajo los sobres cerrados con las Actas de Escrutinio de cada mesa y hacen la suma de los valores para determinar que no haya errores de cálculo. Si están bien, se elabora el Acta de Escrutinio Definitivo.
Si existen diferencias, hay votos recurridos o datos mal colocados, se abre la urna y se comparan los datos con el Certificado de Escrutinio que viene dentro de la urna que está cerrada y firmada por las autoridades de mesa y los fiscales. Si los datos del certificado ayudan a aclarar la situación, se valida la mesa.

Si persisten las dificultades de claridad o mayores irregularidades, deben recontarse los votos y decidir si eso aclara la situación para dar por válida la mesa.

Si hubiera más votos que los anotados, puede declararse nula, siempre que la cantidad de votos excedentes sea de por lo menos cinco.

El final del Escrutinio Definitivo, el Tribunal Electoral analiza cuántas mesas quedaron anuladas y cuántos votos representan para determinar si éstos pueden llegar a cambiar el resultado final de la elección. Si la cantidad de votos es insuficiente como para hacer variar el resultado y que cambie de manos el triunfo o, en este caso que en tercer lugar entre Ibarra o Sancassani como diputado nacional, se deja todo como está y esas mesas quedan definitivamente anuladas sin modificar el resultado final.

Por el contrario, si los votos que quedaron anulados son significativos y pueden cambiar el resultado final, el Tribunal deberá requerir al Poder Ejecutivo Nacional la convocatoria a Elecciones Complementarias en esas mesas como marca el Código Electoral Nacional. GT.MP.

Un recuento normal

Se trata de 2 de las 18 mesas que en su momento no fueron computadas por el Ministerio del Interior en el escrutinio provisorio y que generaron las dudas acerca de quién ocuparía la tercer banca por San Juan en la Cámara de Diputados del Congreso Nacional.

El problema por el cual no se incluyeron fue que ambas tenían mal confeccionadas las Actas de Escrutinio Provisorio realizadas en las escuelas, y por lo tanto los telegramas que se enviaron por el Correo Argentino presentaban inconvenientes para ser consideradas.

Una de ellas es la mesa 77 femenina de Capital que tenía en el Acta de Escrutinio colocado el total de votantes en el lugar que no tenía asignado, sino en el casillero de los votos en blanco.

El resultado oficial definitivo fue de 103 votos para el Frente para la Victoria y 31 para Unión por San Juan.

La otra mesa fue la número 1.152 de Santa Lucía, donde también había errores en la confección del acta, los que se repetían en el Certificado de Escrutinio que estaba dentro de la urna. Por eso el juez Gálvez ordenó que se contaran los votos con lo que se zanjó el problema. El resultado oficial definitivo fue de 104 votos para el Frente para la Victoria y 44 para Unión por San Juan.

El resultado oficial definitivo fue de 104 votos para el Frente para la Victoria y 44 para Unión por San Juan.

Comentá la nota