Como respuesta, trascendió a última hora de ayer, logró que la Nación se comprometa al inmediato envío de dos nuevos transformadores, intervención nacional que merced a estas intensas gestiones de Insfrán, permitirá reemplazar el aparato que se averió en

La construcción, la industria y el comercio, a la cabeza de los sectores donde más se redujo la contratación. En el tercer trimestre, se perdieron más de 176.000 empleos privados a nivel interanual y los salarios promedio cayeron 8,4% contra los tres meses previos, informó el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC).

Según el organismo nacional de estadísticas, en septiembre existían 5.691.711 puestos laborales, lo que implica una caída del 3% frente a los 5.867.985 de un año antes.

Dentro los sectores más demandantes de mano de obra, la construcción fue uno de los que acusó la mayor contracción: los puestos se redujeron en forma interanual un 8,3% (pasaron de 413.455 a 379.022). En la industria manufacturera, la caída fue de 4,7% (de 1.194.324 a 1.138.209) y en el comercio del 1,2% (de 1.027.567 a 1.015.395).

El organismo informó además que la remuneración neta del tercer trimestre se ubicó en $ 2.703, contra los $ 2.953 del segundo trimestre (donde incidió fuerte el aguinaldo).

Sin embargo, el informe sobre la Evolución de la Distribución Funcional del Ingreso, mostró también que el salario privado creció 18,2% respecto a los $ 2.285 de hace un año.

Por otro lado, las mayores remuneraciones privadas se pagaron en las provincias patagónicas, principalmente en Santa Cruz ($ 5.555), Chubut ($ 4.684), Neuquén ($ 4.379) y Tierra del Fuego ($4.278).

Y las peores remuneraciones privadas fueron las del norte del país, principalmente en Tucumán ($ 1.790), Santiago del Estero ($ 1.772), Misiones ($1.858), Formosa ($1.877) y Chaco ($1.814).

Comentá la nota