Cómo prosperan los secretarios K

Cómo prosperan los secretarios K
Multiplicaron su fortuna entre 800 y 11.000 por ciento desde que trabajan en el Gobierno. Casas en El Calafate, sociedades anónimas y un piso en Recoleta.
Son los cuatro fantásticos de Cristina Fernández. La siguen a sol y sombra y conocen todos sus secretos. Son los hombres que le llevan las valijas en los viajes y los que aguantan sus rabietas sin chistar. Son sus secretarios privados: Fabián Gutiérrez, Héctor Daniel Muñoz, Isidro Bounine y Julián Álvarez.

Gutiérrez es el más famoso de los cuatro. Hace quince días saltó al estrellato cuando una investigación del sitio web Opi Santa Cruz ventiló que se estaba construyendo una espectacular casona en El Calafate valuada en 500.000 dólares. Pero la casa no era la única sorpresa guardada Gutiérrez. En los últimos seis años incrementó su patrimonio un 874 por ciento. Pasó de 52.590 pesos en el 2003 a 512.393 en el 2008.

Sus compañeros de aventuras tampoco se quedan atrás. El caso más impresionante es el de Muñoz, quien entre el 2003 y el 2008 tuvo un incremento patrimonial de 11.180 por ciento.

En cuanto a Bounine, apenas tenía 15.000 pesos en una cuenta bancaria cuando llegó a la Casa Rosada en el 2005 para asistir al ex presidente Néstor Kirchner. Pero la prosperidad K también le llegó y en 2008 sus bienes ascendieron a 830.254 pesos. El incremento patrimonial fue de 5.435 por ciento

Comentá la nota