Cómo se perfilan los partidos para las elecciones de agosto

Cómo se perfilan los partidos para las elecciones de agosto

Tanto desde el oficialismo como desde la oposición quieren evitar las PASO y llegar a octubre fortalecidos. En Cambiemos, deberán conformar las pretensiones de la UV, la UCR y el PRO. No menos compleja se observa la interna del Frente para la Victoria, con Leonardo Boto y una Corriente que acompaña a Miguel Prince.Autor: Horacio Papaleo y Nicolás Grande

En Cambiemos solo por ahora hay tensa calma. El 2 de junio, cuando la Unión Vecinal tenga resuelta su lista de precandidatos post asamblea partidaria, comenzarán a aflorar los conflictos que hoy solo se manifiestan en el subsuelo de la alianza gobernante. Por el lado del vecinalismo, suenan los nombres de Agustín Musso y de Rita Sallaberry, pero ninguno de los dos jóvenes funcionarios se muestra dispuesto a ceder su lugar en el gabinete (uno como director de Recursos Humanos; ella como secretaria de Gobierno) para trasladar su tarea de defensa de la gestión al Concejo Deliberante.

Tanto sectores de la Unión Vecinal como del radicalismo local empujan la precandidatura del radical Fernando Casset pero en ambos sectores hay resistencias. En especial en las propias filas de la Unión Cívica Radical. Aquellos que trabajaron detrás de la candidatura para presidir el partido de Carolina Rossi pensaron que la titular de la UCR local sería la representante de esa fuerza en el nuevo acuerdo de Cambiemos. Claro que nunca debieron dar por superada la capacidad de decisión de los que, desde las sombras, manejan a la UCR hace décadas. Ellos quieren a Casset en esos espacios expectantes de la nómina de candidatos, a pesar de ser contradictoria esa posición si se entiende que son los mismos que respaldaron a Rossi para presidir el partido como símbolo de una necesaria renovación. Hay un ingrediente más en esa disputa: Casset contaría con cierto aval de la UV porque hay dirigentes del partido de gobierno que aún no le perdonan a Rossi haber renunciado a su cargo en el gabinete local.

El otro protagonista silencioso es Nicolás Quarenta, hasta el año pasado referente indiscutido del PRO, cetro que le arrebató el intendente Oscar Luciani al romper su ficha de afiliación al vecinalismo y sumarse al PRO integrando la mesa directiva en Provincia. Eso no hizo que Quarenta, a pesar de renunciar a la Presidencia del Concejo, resigne sus intenciones políticas. Quiere armar una lista para disputar lugares en octubre, pero no le sobran dedos de las manos cuando repasa quiénes se anotan como soldados de su causa. Por eso, como no renueva mandato hasta dentro de dos años, puede que se quede al margen, como testigo mudo y privilegiado de la suerte electoral de Cambiemos en Luján. “Oscar deberá juntar en breve a la mesa de Cambiemos. Nada dice que vayamos por otro camino. Aunque pretendemos el mismo lugar que en 2015, el candidato será la gestión y quien maneja la lapicera del distrito, como suele decirse, es Oscar. Es quien deberá ordenar el territorio y creo que no tendría que haber interna”, dejó trascender Quarenta.

KIRCHNERISMO

¿Qué ocurre en aquellos que son la oposición más fuerte a la actual gestión? Parte se ha informado en las últimas semanas y todos los días surgen novedades o lanzamientos de postulantes a concejales.

Por lo pronto, el primero que abiertamente admitió que quiere ser candidato es el concejal Leonardo Boto. Cuenta con apoyo de los principales dirigentes del Partido Justicialista y, según él, de una docena de agrupaciones político-sindicales entre las que se podría destacar a la Corriente Sindical.

Boto admitió a este medio que “no hay que temerle a la instancia de las PASO” y cree que su sector, sin la billetera generosa de una estructura de gobierno nacional, se fortaleció en la tarea militante que no podía dar nada a cambio.

Quienes se perfilan como sus oponentes fuertes en la interna son los impulsores de la Corriente de Unidad Popular que hace un par de meses baten el parche de Miguel Prince candidato. La idea surgió de la fusión de Compromiso Peronista, Reafirmación Peronista, Movimiento de Participación Popular y Patria para Todos, sectores que creen que solo un frente puede dar el salto de propuesta y apoyo popular necesario para ganar las elecciones. Prince abona esa idea y admite que revisó su idea de no ser más candidato, pero “solo si logramos la conformación de ese gran frente”. Sin embargo, luego de una serie de actividades realizadas el 1º de Mayo, alrededor de Prince afirmaron: “Ya es candidato”. En la verada de enfrente, en cambio, insisten en plantear que el ex intendente no será candidato.

Hasta ahora, además de reuniones, la Corriente de Unidad Popular lanzó un detallado documento escrito en el que narran las bases de su tarea política. E intensifican sus acciones de campañas, con la llegada a Luján del abogado Marcelo Parrilli, quien realizó días atrás una denuncia contra los tres jueces de la Corte Suprema que avalaron el 2x1 para los genocidas, y el "Cabildo Abierto" encabezado por el propio Miguel Prince. 

Boto no se quedó atrás en esto de difundir sus propuestas. También expuso las bases de gestión para los próximos años en una concurrida reunión en el Hotel De La Paz.

Hay en las filas del PJ local muchos actores más. Por lo pronto, los ediles que difunden el armado de agrupaciones alejadas tanto de Boto como de Prince. Hoy trabajan en el Concejo como interbloque y no esconden sus aspiraciones electorales. De estos sectores se vislumbra la idea de Mauricio Molinero de ser candidato (ya salió a pintar y empapelar la ciudad) y Silvio Martini deja ver las ganas a aportar nombres a una lista de unidad.

El Movimiento Evita fue un paso más adelante: directamente dijeron que con apoyo del Chino Navarro jugarán la interna y proponen a Agustina Torres como candidata.

MASSISMO

“Nosotros somos los referentes en Luján del Frente Renovador, porque de los otros concejales uno está en el Frente para la Victoria (por Fattorini) y otro dice que no va a participar (Marcelo Musso)”, plantea el concejal Federico Guibaud quien aspira a renovar su banca.

El edil dijo que “hay un acuerdo legislativo con el sector de Margarita Stolbizer. Habrá que ver si eso se traduce en una plataforma electoral. Con Juan Carlos Juárez tenemos una muy buena relación. Todavía no nos sentamos a hablar del tema, pero no creo que haya ningún problema porque la idea es evitar la interna”.

Guibaud no oculta sus aspiraciones personales y sectoriales. “Con este espacio venimos desde 2012, Sergio (Massa) nos dio todo su apoyo para que nosotros podamos avanzar en Luján. Quiero que el espacio nuestro tenga representación para poder ampliar el bloque de concejales. De nombres todavía no se habló dentro del Frente Renovador, pero muchos compañeros plantean que sea yo el candidato”.

Como muestra de la concordia impuesta desde arriba, los sectores de Guibaud y Juárez trabajaron juntos en estos días paras juntar firmas que respalden el proyecto “Bajemos los precios”.

El también concejal Jonatan Fattorini abre, por ahora, una de las mayores incógnitas porque deambula de una afinidad a otra. De ahí que Guibaud lo etiquete como “kirchnerista”. Se ha reunido con dirigentes del Frente para la Victoria local y en las últimas semanas difundió a través de mensajes telefónicos acciones de gobierno del kirchnerista Gustavo Menéndez, intendente de Merlo. Sin embargo, no saca los pies del Frente Renovador, ya que no solo mantiene ese nombre en su bloque de ediles sino que también la semana pasada publicó una imagen con Sergio Massa. “Un intendente nuevo y perteneciente a un espacio que no está alineado con Provincia ni con Nación, con fondos propios ya inauguró un nuevo hospital para su ciudad en un año y cuatro meses de gestión”, dijo Fattorini, seguro jugador en las elecciones de este año, halagando a un jefe comunal del kirchnerismo. Guibaud, optimista hasta extremos casi ingenuos, considera que a Fattorini el massismo no le habilitaría una lista para las PASO.

MÁS OPCIONES

El Movimiento Popular Patria Grande, que hizo su debut electoral en las elecciones pasadas superando el piso de las PASO, parece encaminado a presentar lista propia, a pesar de no descartar posibles acuerdos. Andrés Duhour dijo que “lo local tiene relación con lo que viene pasando en el país a partir del triunfo de Macri. Un conjunto de sectores empezamos a enfrentar sus políticas y empezamos a encontrarnos en la calle en distintos momentos, ya sea para reclamos locales o por problemáticas nacionales que se expresaron en lo local”.

También creen que “ante el triunfo de la derecha en las elecciones, es necesario desde el campo popular pensar qué tipo de proyecto político debe conformarse para superar las limitaciones del kirchnerismo”.

Por eso es que Duhour –potencial candidato junto a Carolina Francia- observa como interesante “oponer una fuerza social y política integrada por los que resistimos las políticas nacionales. A nivel local nos encontramos que el campo popular, y sobre todo el espacio del kirchnerismo, tiene disputas más relacionadas con cargos y figuras que con lo que realmente le pasa al pueblo de Luján”.

“Nuestra propuesta es que hay que construir una nueva plataforma política que involucre a todos los que rechazamos las políticas actuales, pero con un programa que pueda superar las dificultades. Hemos tenido charlas con distintos sectores políticos de la ciudad e incluso todavía tenemos posibilidad de generar algún frente con otros espacios del progresismo, que puedan o no simpatizar con el kirchnerismo”, dijo.

A nivel provincial cerraría filas con el Movimiento Popular La Dignidad, en una propuesta electoral que se va a llamar “Vamos”.

“Todavía está por verse si vamos a las PASO con una lista única o si vamos a interna”, indicó Arnoldo Troncoso, de Izquierda Socialista dentro del Frente de Izquierda (que integran junto al Partido Obrero y el Partido de los Trabajadores Socialistas).

En las elecciones pasadas, a nivel nacional, compitieron en las PASO Nicolás del Caño (PTS) y Jorge Altamira (PO), y en Luján hubo lista única porque la primera de esas fuerzas no tiene representación. Esa presencia en las urnas terminó alejándolos de la posibilidad de superar el piso electoral local. “Para Izquierda Socialista, lo más importante a resolver es llegar a las PASO con una lista única a nivel provincial, algo que potenciaría a todo el Frente de Izquierda, que viene proponiendo un proyecto de país totalmente distinto por sobre el resto de los partidos que vienen cogobernando con el macrismo, tanto el massismo como el kirchnerismo”, dijo Troncoso, uno de los potenciales candidatos a concejales junto a Daniela Cooper.

Asoman en el horizonte dos armados partidarios nuevos. Por un lado el MOVES (Movimiento Vecinal Esperanza) con un discurso de escasa confrontación con la administración de Luciani y cuyo referente principal es Alejandro Bianchetti, un vecino de escasos años en el partido de Luján que en el último año ha tenido asistencia casi perfecta a las sesiones del Concejo. 

La otra opción tiene historia en otros sitios del país pero no en Luján. Se trata de Bandera Vecinal, la propuesta de ultraderecha que encabeza Alejandro Biondini. Marcos Hevia es el referente local y quieren intentar llegar con lista municipal a los comicios.

Coment� la nota