"Como hincha quiero a los mejores".

A Román no se le escapa nada. Piensa en esta Copa, en la que viene, en el torneo, en el dolor que siente en el pie y, por si fuera poco, insiste con su pedido de que se les renueven los contratos al Loco Palermo, Ibarra, Vargas y Figueroa...
Tal vez, por no afirmar algo imposible de comprobar sin elementos científicos, Riquelme posea el cerebro más inteligente de todos los jugadores argentinos.

Román piensa. Siempre. Adentro y afuera. En su cabeza hay lugar para todo, el ahora y el después, lo propio y lo ajeno, el fútbol y algo más: la actual Libertadores, la situación en el campeonato local, la Copa del año que viene, su dolor en el pie derecho, y también, por supuesto, el vencimiento de los contratos de varios de sus compañeros. Todo, pues, en charla relajada, el día después de su regreso, a 48 horas del partido más importante del semestre, vestido de civil, con una campera para protegerse del frío y del viento que sopla fuerte en lo que se llamó Casa Amarilla y que desde hace unos días lleva el nombre de complejo Pedro Pompilio. Riquelme, entonces, mano a mano, frente a frente, a solas con Olé.

-¿Cómo te sentiste el domingo con Arsenal?

-Bien, contento de volver a jugar, de volver a tocar la pelota, la extrañaba, y también por haber ayudado al equipo a que pueda ganar después de tanto tiempo. También me siento un poco dolorido, pero descansando a ver si tengo la suerte de jugar el jueves. Me pone feliz volver, ganar. El equipo por momentos jugó bastante bien, ha creado muchas situaciones de gol y esperemos el jueves seguir mejorando.

-¿Sentís que tu presencia le saca presión a tus compañeros y que eso causa un efecto contrario en los rivales?

-El equipo, el domingo, manejó la pelota bastante bien, ha jugado un buen fútbol, hemos tenido muchas más situaciones claras que en otros partidos. Siempre digo que son estadísticas. Los muchachos juegan bien porque lo saben hacer, no porque yo esté adentro de la cancha o no. Me pone contento estar adentro, disfrutar de jugar con ellos y el equipo ha hecho las cosas bien.

-¿Qué pasó en el penal?

-No pasa nada, je, hemos ganado. Me ha tocado errar el penal, no es la primera vez. He sufrido muchísimo el día que erré con el Villarreal, en la semifinal de la Champions (2006), éste no pasa nada, je.

-Ischia dijo que el partido del jueves es todo...

-Ehh, a veces somos un poco... tomamos las palabras muy... Nosotros sabemos que el jueves vamos a tener un día complicado, ellos tienen la misma ilusión que nosotros, sabemos que jugamos en casa, con nuestra gente a favor, si hacemos un buen partido vamos a tener chances de ganar.

-¿Qué fue lo que más te preocupó de Defensor en el partido de ida?

-El equipo ha hecho las cosas bastante bien, es verdad que por momentos manejaron la pelota mucho mejor que nosotros, pero ahora tenemos nuestra revancha en casa, esperemos ganar, jugar bien. Siempre pienso que cuando se juega bien uno tiene muchas más posibilidades de ganar y si clasificamos es porque fuimos mejor que ellos.

-¿Esa dicotomía de ganar o jugar bien va de la mano? Ahora parece que se instaló ese debate...

-No, no sé, para mí nunca hubo debate con eso. El que juega bien siempre tiene más chances que el otro. El que juega más o menos en algún momento va a perder, pero tenemos que pensar en Boca. El domingo hemos mejorado, hicimos las cosas como queremos y esperemos seguir mejorando. Si el jueves el equipo puede dar muchas de las cosas buenas que dio el domingo, es para ponerse contentos.

-¿Jugando así les alcanza para ganar la Copa?

-Yo no soy adivino (silencio de seis segundos) Yo no sé quién va a llegar a la final de la Copa. Sabemos que el jueves vamos a tener que enfrentar a un rival muy duro y estamos seguros de que si jugamos bien vamos a tener muchas chances de ganar. No podemos andar pensando en que de una u otra manera vamos a terminar ganando la Copa.

-¿Te preocupa mucho la situación en el campeonato local?

-Nosotros nos acostumbramos a festejar algo cada seis meses. Vernos en esta situación es un poco raro. Tenemos que ser conscientes de que no podemos pensar sólo en la Copa. En el campeonato tenemos que sumar mucho porque el semestre que viene va a ser muy duro para sumar y quizás el año que viene corremos el riesgo de mirar la Copa por la tele. La Libertadores es lo más lindo que hay y tenemos que estar tranquilos y seguir mejorando. Hay que trabajar mucho, tener en claro que en la Copa no podemos tener errores, una distracción te deja afuera. Tenemos 90 minutos para poder conseguir la clasificación a los cuartos de final. En Uruguay hemos convertido dos goles de visitante y eso es muy importante, pero tenemos que ser conscientes de que el otro equipo va a dar el máximo para poder pasar, así que nosotros tenemos que hacer las cosas bien.

-En junio se vencen varios contratos y vos dijiste que querías que el club hiciera un esfuerzo por Palermo, Vargas, Ibarra y Figueroa...

-Sí, porque pienso que son jugadores importantes. Ahora te hablo como hincha y yo quiero que en mi club estén los mejores. Así que ojalá que el club pueda hacer un esfuerzo grande y se puedan quedar.

¿Sentís que los pibes pueden tomar la posta? ¿Ustedes intentan transmitir el mensaje?

-Acá no pasa por transmitir. Nosotros tuvimos la suerte de vivir muchos años donde hemos ganado muchas cosas, donde las cosas han salido muy bien. Ojalá que el día que nosotros no estemos más acá, a los que les toque estar puedan seguir ganando.

Comentá la nota