Cómo empezó la crisis en el BCRA

El conflicto por el uso de reservas de la entidad monetaria y por el intento de remoción de Martín Redrado comenzó con la creación del Fondo del Bicentenario, en diciembre pasado; cronología
Aunque el debate sobre el Fondo del Bicentenario adquirió proporciones de crisis institucional sólo con el intento de remoción de Martín Redrado de la presidencia del Banco Central (BCRA), la decisión de emplear las reservas de la entidad monetaria despertó controversia en todo el ámbito político y económico de la Argentina desde el día de su anuncio público, hace poco más de un mes.

El anuncio. El lunes 14 de diciembre de 2009, en la Casa Rosada, la presidenta Cristina Kirchner y el ministro de Economía, Amado Boudou, anunciaron por cadena nacional la creación del Fondo del Bicentenario para el Desendeudamiento y la Estabilidad, con el fin de afrontar los vencimientos de la deuda externa de 2010.

El Fondo sería sustentado con US$ 6549 millones provenientes de las reservas de libre disponibilidad del Banco Central, que a cambio recibiría títulos de deuda del Tesoro de la Nación.

En la presentación, Boudou afirmó que la medida pretendía despejar las inquietudes sobre "la capacidad de pago de la Argentina durante el año 2010".

La oposición calificó la decisión como "otro manotazo de Néstor Kirchner" y reclamó que el fondo fuera aprobado por el Congreso.

DNU. El martes 15 de diciembre fue publicado en el Boletín Oficial el decreto de necesidad y urgencia 2010/09 , que creó el Fondo del Bicentenario.

La reacción de los dirigentes opositores no tardó en llegar. Le exigieron al presidente del BCRA, Martín Redrado, que no liberara reservas para el Fondo del Bicentenario hasta tanto el Congreso lo autorizara mediante una ley. También le advirtieron que si lo hacía se hallaría en incumplimiento de sus deberes de funcionario público.

Fracaso. El martes 22 de diciembre fracasaron las negociaciones en el Congreso para la conformación de la Comisión Bicameral de Tratamiento Legislativo, que controla los decretos de necesidad y urgencia. Ese mismo día, el Ministerio de Economía colocó en el BCRA una letra para tomar las reservas para constituir el Fondo del Bicentenario.

Funcionarios encargados de la operación reconocieron que la medida podía favorecer los argumentos de los tenedores de bonos que llevan juicios contra la Argentina en el extranjero por el incumplimiento de la deuda, aumentando el riesgo de embargo a las reservas del BCRA.

Amparo. El lunes 28 de diciembre, el Pro y la Coalición Cívica presentaron un pedido de amparo ante la Justicia para suspender varios decretos de necesidad y urgencia, entre ellos, el que creó el Fondo del Bicentenario, hasta tanto fueran revisados por el Congreso.

A la vez, la provincia de San Luis presentó un amparo ante la Corte Suprema de Justicia para evitar el uso de las reservas del Banco Central.

Imputación. El martes 29 de diciembre, el fiscal federal Luis Comparatore imputó a Boudou y a Redrado en la causa iniciada por la provincia de San Luis por la utilización de las reservas.

Explicaciones. Al día siguiente, la Corte Suprema le dio un plazo de diez días al Gobierno para que diera explicaciones por la asignación de reservas al Fondo del Bicentenario.

Mientras tanto, en el Congreso, las tratativas para constituir las autoridades de la Comisión Bicameral de control de DNU fracasaron una vez más y el oficialismo y la oposición acordaron una conducción dual hasta febrero.

Dirigentes del arco opositor pidieron que se convocara a una sesión extraordinaria en el Congreso para debatir la confirmación o el rechazo del polémico DNU.

Boudou dijo ese día que la decisión de usar reservas no era "judiciable".

Año nuevo. El martes 5 de enero, ante las demoras del BCRA en la constitución del Fondo del Bicentenario, el Gobierno le ordenó a Redrado que procediera inmediatamente a cumplir con el decreto presidencial.

La Presidenta mantuvo una reunión con el ministro Boudou en la que se analizó la situación del Banco Central, de su directorio y de Redrado.

El viceministro de Economía, Roberto Feletti, reconoció que el Fondo del Bicentenario buscaba "liberar recursos para sostener los estímulos a la demanda".

Renuncia El miércoles 6 de enero, la Presidenta pidió la renuncia de Redrado, pero él se resistió a acatar el pedido de la mandataria y anunció que permanecería en su puesto (la carta orgánica del BCRA dispone que la remoción debe realizarse previa consulta del Congreso).

Boudou dijo que se trataba de la aceptación de una renuncia previamente ofrecida por Redrado y anunció que Mario Blejer sería el nuevo presidente del Banco Central, aunque más tarde el propio Blejer desmintió esa información.

La UCR anunció que apoyaría al titular de la entidad monetaria, mientras los directores del BCRA que responden al Gobierno presionaron la renuncia a Redrado para que abandonara su cargo.

DNU. Tras convocar de urgencia a los ministros del Gabinete, la Presidenta firmó un decreto de necesidad y urgencia para destituir a Redrado de su cargo por "incumplimiento de los deberes de funcionario público".

Redrado no aceptó el decreto y anunció que recurriría a la Justicia, con el argumento de que la medida ignoraba la opinión del Congreso.

La oposición anunció que iniciaría los pasos para una posible autoconvocatoria a una sesión del Congreso.

El directorio del BCRA, con mayoría oficialista y encabezado por el vicepresidente Miguel Pesce, intentó girar reservas al Fondo del Bicentenario.

La Justicia. La jueza federal en lo Contencioso Administrativo María José Sarmiento hizo lugar a las presentaciones de la oposición y de Redrado. Suspendió provisoriamente el empleo de las reservas del BCRA y repuso a Redrado al frente de la entidad monetaria.

El vicepresidente Julio Cobos convocó a una reunión de Labor Parlamentaria para avanzar en una posible sesión especial del Senado. El kirchnerismo no reconoció su autoridad para llamar al Congreso y anunció que no participaría de la reunión.

La transferencia de fondos ordenada por el directorio del BCRA fracasó por la oposición de funcionarios técnicos de la entidad.

La Presidenta le exigió a Cobos que aprendiera "su rol como vicepresidente" y le reclamó a la oposición que la "deje gobernar" y que "no ponga palos en la rueda".

"Conspiración". En un acto del PJ en Santa Teresita, el diputado y ex presidente Néstor Kirchner denunció una "conspiración permanente" contra su esposa y fustigó a la jueza Sarmiento por sus fallos y por "no recibir" los pedidos de apelación del Gobierno.

Ese mismo día, la magistrada denunció presiones del Gobierno, incluido el envío de un patrullero a su domicilio.

Tras criticar a la jueza Sarmiento, el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, consiguió que un juez de la Cámara de Apelaciones recibiera el pedido del Gobierno durante el fin de semana.

Los miembros de la Comisión Bicameral acordaron una reunión para debatir los decretos presidenciales, que tendría lugar el miércoles siguiente.

"Formidable". La Presidenta denunció "una formidable maniobra política" en su contra en torno a la crisis del Banco Central, reiteró sus críticas a Redrado, Sarmiento y Cobos, afirmó que la Argentina "debe imperiosamente salir del default" y aseguró: "No aflojaremos ni debajo del agua".

El lunes 11 de enero, la jueza Sarmiento convirtió en ordinario el trámite de los recursos interpuestos contra los decretos presidenciales, extendiendo así los tiempos procesales.

El juez federal Norberto Oyarbide, sobre quien recayó una denuncia del Gobierno contra Redrado por mal desempeño e incumplimiento de deberes, anunció que levantaría la feria judicial para proceder con la causa contra el titular del BCRA.

Embargo. El martes 12 de enero, el juez estadounidense Thomas Griesa trabó un embargo sobre US$ 1,8 millones del BCRA que se hallaban depositados en la Reserva Federal de los Estados Unidos, así como sobre todas las propiedades del Estado argentino que pasaran por su distrito hasta alcanzar la suma de US$ 3110 millones.

El ministro Boudou reconoció dificultades en el canje de la deuda externa, pero minimizó el impacto del embargo y tildó al juez Griesa de "embargador serial".

Ese día, la Presidenta denunció que Cobos estaba operando para ser presidente "antes de 2011" , acusó a Redrado de ser un "okupa" de su cargo y se refirió a Sarmiento como "jueza delivery".

La Cámara de Apelaciones en lo Contencioso Administrativo comenzó a tratar la apelación de los fallos de Sarmiento, pero el juez Carlos Grecco se excusó y los otros dos magistrados intentaron facilitar una salida política de la controversia.

La oposición reclamó al presidente de la Cámara de Diputados, Eduardo Fellner, que convocara a una sesión extraordinaria.

Defensa. El Banco Central inició presentaciones ante el juez Griesa para que levantara el embargo y el Ministerio de Economía estudió alternativas para alejar la posibilidad de nuevas medidas contra las reservas.

La oposición recusó al juez López Castiñeira, de la Cámara de Apelaciones, y ésta quedó imposibilitada de fallar por estar incompleta su composición. Ese día, las causas fueron devueltas a la jueza Sarmiento.

En dos nuevos discursos, la Presidenta acusó a los "fondos buitres" de querer "interrumpir el proceso de transformación" del país, rechazó los planteos de ilegitimidad de la deuda externa hechos por los partidos de la centroizquierda y reiteró sus críticas a Cobos, a la oposición y al juez Griesa.

El miércoles 13 de enero, fracasó la reunión de la Comisión Bicameral de Tratamiento Legislativo.

Versiones. Al día siguiente, el secretario de Finanzas, Hernán Lorenzino, anunció que el juez Griesa había suspendido el embargo, pero posteriormente fue desmentido por Redrado.

El directorio del BCRA limitó las facultades de Redrado: para representar a la entidad en el exterior, el economista deberá tener su previo consentimiento.

El Gobierno denunció al diputado de Pro Federico Pinedo por presunta "estafa procesal" para que la jueza Sarmiento hiciera ordinario el amparo y dilatara los tiempos judiciales.

Por terminar el turno de la jueza Sarmiento, las causas contra los decretos pasaron a manos del juez Ernesto Marinelli.

Cobos desmintió que fuera a convocar al Congreso a sesionar mientras la Presidenta estuviera en viaje oficial a China.

Viernes 15 de enero de 2010. El juez Griesa levantó el embargo , aunque no se expidió sobre la cuestión de la independencia del Banco Central. Redrado afirmó: "Creen que me matan, pero ellos se suicidan". El oficialismo lo interpretó como un desafío a la autoridad presidencial.

Comentá la nota