Cómo se van a defender los acusados por Cromañón

Si llegan a ser condenados no irán presos enseguida. La semana que viene son los alegatos defensivos: según anticiparon todos a Clarín, dirán que sus clientes son inocentes. Ayer el Tribunal rechazó un pedido de detención inmediata en caso de condena.
En estos 10 meses que lleva el juicio por Cromañón el abogado que representa a 6 de los 7 miembros de Callejeros no cruzó palabra con la abogada que defiende al séptimo integrante del grupo. No se saludaron nunca ni tampoco compartieron las estrategias de defensa, por más que sus clientes sobrellevan las mismas, y gravísimas, imputaciones. Pero ambos abogados tienen algo en común: pedirán, por separado, la absolución de sus defendidos.

El martes 16 comienzan los alegatos de las defensas. A los primeros que les toca es a Pedro y Vicente D'Attoli, abogados de Omar Chabán. También pedirán su absolución. En realidad, y según adelantaron a Clarín los defensores de los 15 imputados, todos dirán lo mismo: que sus clientes son inocentes y que no cometieron los delitos de los que están acusados.

Los defensores llegarán a los alegatos con algo de viento a favor. Es que ayer el Tribunal Oral 24 rechazó el pedido de detención inmediata de los imputados que habían solicitado dos de las querellas en caso de haber condenas. Esto implicaría que por más que el próximo 19 de agosto –es el día en que se dictará el fallo– se condene a varios de los imputados a altas penas, ninguno iría preso hasta que la sentencia quede firme, lo que puede llevar varios meses.

Los abogados de Chabán, Pedro y Vicente D'Attoli, están terminando de su alegato. Adelantaron a

Clarín algunos de los ejes:

Chabán adoptó medidas para evitar el riesgo. "En Cromañón había carteles que prohibían la entrada con pirotecnia, se hacían cacheos al ingreso y se echaba a la gente que encendía pirotecnia. Chabán, además, advirtió a viva voz antes del comienzo del show que no se prendieran bengalas".

Sobre la puerta alternativa cerrada con candado: "Violaba los planos y no era de emergencia. Nadie está obligado a tener abierta una puerta que no está a derecho. Además ya estaba cerrada desde antes de que el local empezara a ser gerenciado por Chabán".

"Los matafuegos funcionaban. Hay en el expediente una boleta que muestra que se habían comprado más días antes del desastre; se los estaba cambiando".

Sobre las alarmas de incendio. "El que dice que es una central hogareña es un perito de parte. La alarma cumplía su efecto".

"El certificado de habilitación de Bomberos estaba vigente, vencía el 5 de enero de 2005" (es decir, seis días después del incendio).

"La media sombra que cubría el techo ya estaba de antes de que Chabán llegará a Cromañón".

"La acción intencional de terceros desplaza la responsabilidad de Chabán. Aquí hubo 3 ó 4 personas del público que en una acción simultánea, y a segundos de iniciado el show, arrojaron candelas. Esto fue lo mismo que poner una bomba"

"Al día de hoy las instalaciones funcionan. Solo faltaría cargar los matafuegos".

Albino Stefanuolo, abogado de Raúl Villarreal (ex colaborador de Chabán), alegará que su cliente trabajaba en Cromañón pero que no tenía poder de decisión. "Chabán tenía más confianza en él porque trabajan hacia 20 años juntos, pero eso no significa que fueran socios", sostuvo el abogado.

Analía Fangano, abogada de Maxi Djerfy (guitarrista de Callejeros), irá con munición gruesa contra otros miembros del grupo: "Haré hincapié en los roles que tiene cada uno en la banda y que las decisiones siempre fueron tomadas por el manager y el cantante (Pato Fontanet)".

Martín Gutiérrez, abogado de los otros 6 miembros de Callejeros, y Alejandro Bois, defensor del ex manager del grupo, no quisieron anticipar el eje de sus alegatos. "No quiero dar elementos para las replicas de la acusación", se excusó Gutiérrez.

Los abogados de los policías Miguel Belay y Carlos Díaz también pedirán que se los absuelva. "No está acreditado que Díaz haya recibido ninguna coima. Solamente lo dicen dos ex empleados que tienen una manifiesta inclinación por el resultado de la causa", dijo el abogado Fermín Iturbide.

Los ex funcionarios (Gustavo Torres, Ana María Fernández y Fabiana Fiszbin) tienen cada uno su abogado. El de Fiszbin, Marcelo Fainberg, planteará: "El fiscal no probó que mi clienta haya incumplido dolosamente con sus deberes. Fiszbin no solo debía inspeccionar los boliches bailables sino 250.000 locales de la ciudad. Ella no estaba siquiera enterada de lo que sucedía en Cromañón".

Comentá la nota