Cómo decidió Saiz rescindir el contrato a Flavors

Procuran evitar resquicios que permitan un eventual juicio. Sospechan que habría otros análisis adversos a productos.

VIEDMA (AV)- Antes de decidir el retiro preventivo de Flavors como proveedora del Estado, el gobernador Miguel Saiz mantuvo varias reuniones.

La evaluación jurídica de la situación, sobre todo para no dejar ventanas abiertas que posibiliten reclamos de la empresa contra la provincia, fue prioridad para el gobernador.

Quienes lo conocen señalan que el mandatario le presta especial atención a la visión jurídica de las cosas y de quienes se ocupan de estos temas.

Por ello no se descarta que también haya participado de la rueda de consultas la secretaria Legal y Técnica del gobierno, Silvia Jáñez. Pero el encuentro con el fiscal de Estado, Alberto Carosio, luego de una reunión con legisladores, ministros y funcionarios de primer nivel, habría definido la determinación que generó todo tipo de críticas, especialmente de la gente en distintos ámbitos, como los online en este diario. Además fue la información más leída por internet.

Al margen de las consultas a sus estrechos colaboradores, Saiz estuvo en Buenos Aires donde, según se supo, se reunió con autoridades del Inal y del Ministerio de Salud de la Nación, también por la leche de Flavors.

Bajar del registro a la empresa es una decisión de efecto inmediato, situación que podría llevar a la firma nuevamente a la justicia.

No son pocos los que estiman cuánto costo político se habría ahorrado el gobernador si esta decisión la hubiera tomado apenas el fiscal de Investigaciones Administrativas, Pablo Berraz, le informó sobre el resultado de los análisis realizados a la leche y que dieron un porcentaje muy bajo en nutrientes.

Otros especulan que no sólo sería el pedido del Inal de retirar las leches "Nutrimas" y "Deshifoof" del mercado la única razón que llevaron al gobernador a bajar a Flavors del registro, sino que deslizaron la sospecha de la existencia de nuevos resultados adversos que podrían estar relacionados con otros productos, también entregados por Flavors, ante un incremento en los controles por parte de la provincia tras las denuncias por irregularidades.

Esta versión no pudo ser confirmada por este diario ante el estricto hermetismo que se mantiene en torno de este tema. De todas maneras desde Salud de la provincias siempre se sostuvo que los productos en cuestión "son aptos para el consumo", concepto del que se sostuvo siempre el gobernador para no torcer su decisión hasta que finalmente tuvo que hacerlo.

Hoy cobra también relevancia lo señalado hace unos días por el vicegobernador, Bautista Mendioroz, quien luego de reunirse con Saiz confió a un medio que el gobernador le había anticipado que de ser confirmados los resultados que exhibían Berraz y la defensora del Pueblo, Ana Piccinini, bajaría a Flavors del registro de proveedores.

Mendioroz había pedido sacar la leche del mercado y postergar la licitación.

Comentá la nota