Como Barrionuevo, Carrió dijo que Kirchner "murió por avaricia"

Como Barrionuevo, Carrió dijo que Kirchner "murió por avaricia"
La frase volvió a desatar una ola de repudios desde la dirigencia oficialista. La acusaron de "incendiaria política" y de responder a los intereses del establishment local e internacional.

La repetición en el uso de una palabra, un calificativo con el que se busca describir y al mismo tiempo denigrar a una persona, no puede ser casual. Cuatro días después de que el dirigente de la CGT Azul y Blanca, Luis Barrionuevo, definiera a Néstor Kirchner como "un avaro que se cagó muriendo", Elisa Carrió volvió a utilizar el mismo adjetivo para calificar al ex presidente. "Kirchner murió por su avaricia", provocó la diputada de UNEN. La expresión de Carrió, al igual que la frase original de Barrionuevo, desató una ola de repudios y respuestas indignadas. "Carrió es una atrevida nefasta para la convivencia pacífica. Es una incendiaria de la política, que tendrá nuevamente el rechazo de las mayorías populares de este país", replicó el gobernador de Entre Ríos, Sergio Urribarri. "Lo que dice Carrió es rastrero, repugnante y bajo. Lamento el grado de bajeza moral, porque el debate se puede dar en términos políticos e ideológicos, sin trasponer umbrales de racionalidad", cuestionó el diputado Carlos Raimundi.

Las declaraciones de Carrió, que enseguida tuvieron difusión, formaron parte de una entrevista realizada por el periodista Juan Miceli en Infobae.TV. En el párrafo completo en el que se refirió a Kirchner comenzó hablando sobre la importancia de la personalidad de los dirigentes políticos. "En la historia de la humanidad el carácter de los líderes es estrictamente político. Es político, pero es personal. Vamos a poner el ejemplo de Kirchner. Kirchner murió por su avaricia. Y eso determina el sujeto que te gobierna", fue la frase textual de la diputada de UNEN. Como sucedió con los dichos de Barrionuevo, las palabras de Carrió despertaron fuertes críticas y desagravios a la figura del ex presidente. "Barrionuevo y Carrió son dos caras distintas de una misma moneda. La misma moneda que usan los grupos económicos para comprar mercenarios y así enfrentar ideas, organizaciones o líderes populares", acusó el jefe del bloque del FPV en la Legislatura bonaerense, Fernando "Chino" Navarro.

En su respuesta a Carrió, Urribarri definió a Kirchner como "un líder de millones de argentinos, a quienes aún inspira su memoria". Para el entrerriano, la diputada de UNEN "es una provocadora profesional que no tiene respeto por la investidura presidencial". El publicista Fernando Braga Menéndez, quien trató mucho a Kirchner y tuvo una activa participación en la campaña de 2003, acusó duramente a Barrionuevo y se permitió ironizar sobre las capacidades de Carrió. "Barrionuevo es simplemente un ladronzuelo de cuarta. Y tanto él como la señora ésta (por Carrió) se quedan a mitad de camino porque no entienden algo clave. Que los recursos son una cuestión imprescindible para fortalecer un movimiento político y, con eso, cambiar el país. Néstor, en cambio, estaba todo el tiempo pensando en política. Era lo único que le importaba. Y su objetivo era transformar el país", subrayó.

Raimundi relacionó la insistencia en usar la palabra "avaro" con la determinación del establishment y de los grupos económicos –locales e internacionales– en promover un escarmiento contra el kirchnerismo como proyecto histórico. "Los candidatos que van a pedir instrucciones y a expresar su servilismo ante los organismos del poder real en Estados Unidos –llámense Massa o Carrió- reciben la instrucción de sus jefes políticos. La orden es no perdonar a un dirigente, que tomó medidas históricas que modificaron la ecuación de poder en la Argentina y en la región", sostuvo. «

Coment� la nota