Cómo ayudar a los damnificados

Cómo ayudar a los damnificados
Por iniciativa conjunta de la Provincia y el municipio, fue habilitado ayer en Juramento 465 un centro de recepción de donaciones.
Se reciben diariamente hasta las 21 ropa, comida, agua potable y pañales. Paralelamente se habilitaron dos bocas de recepción en Buenos Aires.

Una, que es coordinada por la Red Solidaria, está ubicada en la Parroquia Tomás Moro, situada en Urquiza 1460 del Partido de Vicente López, y la segunda en la Casa de Salta, Diagonal Norte 933 de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.Para colaborar se puede llamar al 0800-555-6864.

Enfermeros

La fundación Madre Teresa de Calcuta envió a Tartagal un contingente de enfermeros y representantes de esta fundación con la consigna de asistir a los damnificados del norte provincial. La fundación Madre Teresa de Calcuta inició una campaña solidaria tendiente a recolectar alimentos no perecederos, ropa y agua mineral. Las donaciones serán recibidas en el Colegio Calcuta - España 282- y en la sede de ATSA,Urquiza 1070. O bien comunicándose al 4318963 .

Estudiantes

El Centro de Estudiantes de Ciencias Económicas de la Universidad Nacional de Salta (CEUCE) recibe alimentos no perecederos y ropa. La entidad indicó que solicitarán a la Federación Universitaria Argentina que inicie una campaña nacional de ayuda en todas las universidades nacionales.

Agua

La comisión directiva del Ateneo �Dr. Arturo Illia� lanzó una campaña de recolección de bidones de agua potable. Las donaciones se reciben en calle Ayacucho 195 (B� Campo Caseros), en calle Juan Quezada 1100 (barrio Ciudad del Milagro), en el Grupo 111, Bloque B, Dpto 5 B� Castañares y en calle Benito Graña 187, V� Soledad.

Ex combatientes

La Asociación de Veteranos de Guerra de Malvinas, filial Salta, llevará adelante en la plazoleta Cuatro Siglos la campaña �Ayer por Malvinas, hoy por Tartagal�. Los veteranos recibirán hoy y mañana, entre las 10 y 19 horas, ropa, calzados y alimentos no perecederos.

Empresarios

La Cámara de Turismo de Salta recibe agua mineral, ropa y alimentos no perecederos. Los empresarios pueden acercar sus donaciones a Necochea y 20 de Febrero.

PROGRANO

La Asociación PROGRANO se puso a disposición del comité de ayuda a los damnificados por el alud que azotó a Tartagal y, en tal sentido, resolvió acercar donación de alimentos en forma progresiva.

Campaña de la comuna capitalina

El secretario de la Función Pública, Matías Posadas, junto a los funcionarios de la Municipalidad de Salta Ivette Dousete y Eduardo Gandulfo, habilitaron ayer en Juramento 465 de la ciudad un centro de recepción de donaciones. Se reciben diariamente hasta las 21 ropa, comida, agua potable y pañales. Paralelamente se habilitaron dos bocas de recepción en Buenos Aires. Una, que es coordinada por la Red Solidaria, está ubicada en la Parroquia Tomás Moro situada en Urquiza 1460 del Partido de Vicente López, y la segunda en Casa de Salta, Diagonal Norte 933 de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Gobierno nacional

El Gobierno nacional envió 12 camiones con alimentos, frazadas, zapatillas, joggins, lavandina, pañales, colchones y agua mineral, entre otros elementos.

Gobierno provincial

A primera hora de ayer partió desde la Capital salteña rumbo al aeródromo de General Mosconi, departamento San Martín, un cargamento con 30.000 kilos de mercadería y materiales para los damnificados.

Doña Alexandra.

Tiene 88 años y nació en Grecia. Vive, o vivía, sobre avenida Packam, apenas al ingreso a la ciudad. "¿Quién me va a ayudar a reconstruir y recuperar mis cosas ahora? A mi edad, yo ya no puedo encarar nada sola". Lo que fue la casa de doña Alexandra es hoy un montón de ladrillos enterrados unos 70 centímetros en el barro y en las paredes de los muros exteriores de la vivienda .

Mónica. Es madre de tres hijos adolescentes y tenía una sandwichería y cervecería ubicada en una esquina de avenida Packam. Mónica recibió un fardo de agua mineral y un bolsón con víveres secos.

Entre incrédula y desesperanzada se preguntó: "¿Para qué me dan estas cosas, si en mi casa no tengo agua ni luz ni gas y mucho menos una mesa o una silla, ni platos o cubiertos?".

Pablo, estudiante. "Yo estaba durmiendo al lado de la ventana cuando me despertó el griterío de la gente. Salí corriendo a la calle y pude ver cómo una masa de agua y barro venía hacia mi casa. Entonces entré de nuevo y a los gritos desperté a mi hermano y a un amigo y entre los tres tratamos de hacer fuerza contra la puerta para que no entre el alud, pero fue imposible así que huimos por el fondo".

José y Graciela.

Policías del 911. "El puso ayer en peligro su vida para salvar a varias personas", dijo la mujer señalando a su compañero. Los uniformes limpios no dan cuenta de la ardua tarea del lunes, pero sus rostros son fiel reflejo de lo vivido. Luego de pensarlo un rato, José admitió, con humildad y en voz muy baja: "Debo haber salvado a unas 25 personas entre grandes y chicos".

Julia. Agente sanitaria.

"Hay mucha gente lastimada que no lo quiere admitir porque prefiere seguir haciendo esfuerzos para salvar algunos bienes en vez de ir al hospital a recibir tratamiento. Por eso los instamos a vacunarse contra el tétano. A los niños y también a los mayores les ofrecemos dosis de vacunas contra la hepatitis y la fiebre amarilla".

Estela. Agente sanitaria.

"Es verdad que nosotras curamos algunas heridas a muchas de las personas afectadas por el alud, pero las heridas más profundas no pueden curarse con medicación alguna: son las llagas del corazón de miles de vecinos que perdieron absolutamente todo y esperan una mano, un consuelo, compañía", describieron.

Comentá la nota