Como lo adelantó CASTELLANOS: Ruptura en el Frente Progresista obliga a realizar internas

Luego de intensas reuniones efectuadas durante el fin de semana, la alianza entre el Socialismo, la UCR y el Partido Demócrata Progresista está virtualmente quebrada. En este contexto Luis Peretti y la profesora Cecilia Giribone irían por un sector mientras que Alejandro Ruíz Díaz sería el candidato por el partido que gobierna la provincia.
Así, de confirmarse la ruptura, Luis Peretti encabezaría la lista del PDP, el radicalismo que responde al grupo Confianza aportará a la profesora Cecilia Geribone como número dos, y el ARI hará lo propio con el prosecretario del Concejo, Franco Miorelli, quien será el tercer candidato de la lista. Un demoprogresista y otro arista serán los número 4 y 5 de la lista. Por el lado socialista, aunque las fuentes no confirmaron quién será el primer nombre de la lista, iría el ex secretario del Comité Rafaela de la UCR, ahora devenido en afiliado socialista, Alejandro Ruíz Díaz, actual titular del Nodo Rafaela de Salud.

De todas maneras, los plazos vencen hoy a la medianoche y aún hay tiempo para un acuerdo de último momento. Sin embargo, la tormenta que se vislumbraba en los últimos días estalló el viernes y, tras una breve tregua, terminó de destruir la unidad interna.

La discordia estalló cuando se supo de la resistencia de Hermes Binner a avalar la candidatura en primer lugar de Luis Peretti. Las operaciones, que tuvieron la intervención de Binner en persona a través de sus contactos con el Dr. Ricardo Tettamanti, un amigo de la adolescencia del gobernador, en quien Binner confía más que en sus socios políticos locales.

El gobernador habría operado con fuerza en la interna del Frente a través de dos de sus ministros: Horacio Bonfatti, titular de Gobierno y Reforma del Estado; y la ministra de Educación Élida Rasino. Ambos son los principales operadores en el norte de Santa Fe y tienen en Rafaela, como brazo ejecutor, a Natalia Enrico, hija del concejal radical Rodolfo Enrico.

Natalia, de raíces radicales, ex contratada en el municipio rafaelino bajo el gobierno justicialista–donde fue asignada a distintas funciones- es la secretaria general del socialismo rafaelino y está en la nómina del Ministerio de Educación, ocupando un ignoto y bien rentado cargo dentro de la estructura que depende de Rasino. Nunca se supo de sus logros en el año y fracción que lleva en la gestión pública, pero sus gestiones oficiosas como jefa política del socialismo rafaelino ya lograron que Ruíz Díaz abandonara su filiación radical para cruzar el charco y ahora se la menciona como la responsable principal de las gestiones que llevaron a la ruptura interna del Frente en Rafaela. Como tal, es la abanderada de la "captación" de dirigentes que el socialismo estaría realizando dentro de las filas de otros partidos del Frente, una política que es muy cuestionada dentro de los socios del partido de gobierno provincial.

Un fin de semana agitado

El viernes era un hecho que la lista la integrarían Peretti, Geribone y un candidato aportado por el socialismo en tercer lugar. Pero sorpresivamente el socialismo, por boca de Enrico (h) apareció en escena para reclamar el segundo lugar, que sería para el presidente de Atlético de Rafaela, el mencionado Dr. Ricardo Tettamanti. Esto generó una fuerte resistencia dentro del radicalismo frentista, ya que en principio Germán Bottero se habría manifestado a favor de permitir la avanzada socialista, que incluso pretendía negociar para un socialista la prosecretaría del Concejo, que se renovará en diciembre.

Cuando la sangre estaba a punto de llegar al río, el sábado se concretó una nueva reunión y allí se acordó la unidad: PDP, UCR frentista y PS ocuparían los primeros tres lugares de la lista. Luego de los gestos de alivio de rigor, todos quedaron en compartir un almuerzo, el domingo, para sellar en un acta el conformismo de los diversos partidos que componen el Frente. Sin embargo, el socialismo faltó a la cita. Y la bomba explotó a media tarde, cuando se supo que el socialismo iría con lista propia en la interna del 5 de julio, llevando probablemente a Alejandro Ruíz Díaz como número uno, una versión que revela la pobreza de la estructura socialista en la ciudad, donde no sobran los referentes conocidos. A última hora, se especulaba con arreglos en tiempo de descuento, ante la expectativa de que el socialismo pudiera dar marcha atrás después de haber probado la consistencia de las defensas del PDP para sostener a Peretti como primer candidato.

Comentá la nota