El Comité de Monitoreo de Crisis estima que la economía local se agravará aún más en marzo

Se basa en estudios sobre el devenir del quehacer local de cara a 2009. Pedirá al Municipio, Provincia y Nación medidas para paliar el parate. En el encuentro, también se analizó la difícil situación del sector lechero.
El Comité de Monitoreo de Crisis estima que se agravará todavía más el panorama de la economía tandilense en el mes de marzo, un período en el que, habitualmente, resurge la actividad en diversos sectores del quehacer local.

La comisión, creada para seguir de cerca las consecuencias del crack financiero mundial, llevó a cabo su tercera reunión ayer en la sede de la Asociación de la Pequeña y Mediana Empresa (Apymet), en donde analizó el parate en algunos ámbitos clave de la producción serrana, como por ejemplo, la construcción, la metalurgia y el campo.

El secretario general de la entidad anfitriona, Omar Farah, expresó que “la situación que se prevé va a ser aún más grave, aunque todavía no estamos en niveles alarmantes”.

“Marzo va a ser un mes complicado –insistió Farah–. Es un mes en el que, habitualmente, no existen estos problemas, porque se pone en marcha el sector agropecuario, el industrial, Tandil recibe un turismo particular en esas fechas y el sector comercial mueve mucho”.

Sin embargo, los estudios estimativos que maneja el Comité vislumbran un panorama poco alentador para el comienzo de 2009, aunque “diciembre cerraría sin mayores dificultades, salvo en los casos muy concretos que se están siguiendo”, destacó el empresario.

Gestiones

Los funcionarios comunales, empresarios y gremios que integran la comisión decidieron definir “los puestos más importantes en los que habría que trabajar”, para luego realizar “una serie de peticiones concretas al Municipio, Provincia y Nación, y así cada uno, en la medida de sus posibilidades, pueda aportar algo a esta situación”, indicó el secretario general de Apymet.

Representantes locales participarán, además, del Consejo Consultivo del Banco Provincia, ya que el sector lechero presenta graves problemas por el retraso en los pagos de las usinas lácteas, lo que demora también la cancelación de sus compromisos.

“Estamos tratando de movilizarnos para que esta situación no llegue al extremo y las entidades con las que operan puedan atender este defasaje”, aseveró Farah.

Al mismo tiempo, el Comité aguarda con expectativa “la implementación del conjunto de medidas emanadas por el Poder Ejecutivo nacional”, entre las que se encuentran la creación del Ministerio de la Producción nacional, beneficios para el “blanqueo” de trabajadores, un plan de moratoria y la apuesta impositiva a la repatriación e inversión de capitales argentinos ubicados en bancos del exterior.

El caso Loimar

El Comité también recaló en la difícil situación que vive la empresa Loimar SA, paralizada por el reclamo de sus trabajadores debido al cesanteo de 13 de sus compañeros.

“Hablé personalmente con el ingeniero (Guillermo) Edo. Lo importante, lo que la gente tiene que saber, es que Loimar no va a cerrar, que esto no es una acción empresaria para cerrar la empresa, de ninguna manera”, enfatizó el referente de Apymet.

La firma ladrillera le transmitió a Farah que “es un problema de relación laboral como lo puede tener cualquier empresa, estrictamente vinculado a su sector y a su representación gremial”, pero aseguró que “hay una totalidad responsabilidad para continuar con la producción”.

“El primer sector impactado es el de la construcción. Se ve cómo se paralizan las obras. Y, al mismo tiempo, esto lo ven ahora quienes producen las materias primas, como es este caso con los ladrillos”, añadió el contador.

Luego de sus primeros tres encuentros, el Comité de Monitoreo de Crisis volverá a reunirse el próximo viernes a las 18, en la sede la Cámara Empresaria de Tandil, pendiente de los próximos sucesos que marquen el pulso de la actividad económica local.

Comentá la nota