El Comité de Crisis busca asistencia para los trabajadores en las empresas de servicio.

El Comité de Crisis busca asistencia para los trabajadores en las empresas de servicio.
Ayer Omar Farah, en representación del Comité de Monitoreo de Crisis, se reunió con el directorio de la Usina. Se elevó un planteo, nacido en el seno del Comité, que prevé la flexibilización para el pago de las boletas de luz a aquellos empleados suspendidos o que perciban el subsidio de Provincia.
El lunes pasado, representantes empresariales, gremiales y de la política local, se volvieron a sentar en el marco de un nuevo encuentro del Comité de Monitoreo de Crisis, en la sede de Apymet.

De esa reunión nació la inquietud de que se plantee la posibilidad para que las empresas prestadoras de servicios pudieran, de alguna manera, postergar el pago de las boletas a aquellos empleados que estén suspendidos o que perciban un subsidio de la Provincia, en el marco de la crisis que afecta al sistema productivo de la ciudad.

El pedido se llevó, en primera instancia, al directorio de la Usina, ayer al mediodía, por medio de Omar Farah, quien se acercó a la sede de la entidad en representación del Comité.

Más tarde, las gestiones se extenderán a Camuzzi y Telefónica, por medio de la Secretaría de Desarrollo Local, ya que “es un poco más complicado porque no tienen la misma naturaleza de la Usina, pero creo que, planteándolo bien, algo se puede conseguir”, señaló Farah, secretario general de la Asociación de la Pequeña y Mediana Empresa de Tandil (Apymet).

El alcance de la propuesta

El trabajo concreto sobre el que se basa esta propuesta va a girar en torno a dos variables, a saber, “la posibilidad de algún diferimiento en los pagos, o la posibilidad de incrementar lo que estaba destinado a la tarifa social”, explicó el contador.

Si bien “todavía no está determinado en cuál de las dos formas se va a hacer, el directorio de la Usina recibió el planteo y está analizando lo que pueden hacer”.

En principio, esta medida abarcaría a “todas aquellas personas que están afectadas y, principalmente, que ya tienen el último tramo de la etapa de crisis, que sería cobrando los subsidios del Ministerio de Trabajo”.

Precisamente, en la primera etapa se produce la “reducción de la jornada de trabajo; en la segunda, se suspende al trabajador con un porcentaje de salario, y la tercera es que, ante no poder pagar nada, la empresa recurre al subsidio del Ministerio”.

El secretario general de la entidad, tras la reunión de ayer al mediodía, manifestó que la propuesta sería “para los empleados” y no para las empresas, ya que, “en sus casos particulares, tienen la posibilidad de hacer convenios de pago, por lo que tienen otra posibilidad para negociar cuando no se puede pagar en tiempo y forma”.

Por último, aseguró que “el día 13 de febrero es para cuando me comprometí a llevar la respuesta”, puesto que, para esa fecha, “tendremos un panorama más concreto”.

Comentá la nota