El Comité bonaerense de la UCR no autorizará a que Daniel Katz obtenga "amnistía"

La resolución de la Mesa de la Convención radical, que permitía el reingreso del ex intendente y actual Diputado Daniel Katz, fue desaprobada por el titular del comité bonaerense radical, Daniel Salvador.
La semana fue intensa para la UCR bonaerense. El martes pasado, la Mesa de la Convención partidaria provincial, presidida por el dirigente Diego Martínez, que responde a Federico Storani, emitió resoluciones para permitir el reingreso a las filas partidarias del diputado Daniel Katz, operador del vicepresidente Julio Cobos, pero que fue electo como legislador en la lista del Frente para la Victoria. Un día después, el storanismo se reunió con Cobos en su despacho.

Pero el jueves, al promediar la tarde, el titular del comité bonaerense radical, Daniel Salvador, emitió un documento en donde aseguró que no tienen validez las resoluciones dictadas por la Mesa de la Convención, argumentando, entre otras cosas, que es necesario una reunión "plenaria" de la Convención para adoptar una medida así.

Katz precipitó la decisión de su reingreso al partido radical para poder participar de la elección de autoridades de esa bancada, y así votar por el cordobés Oscar Aguad (el otro candidato es Ricardo Alfonsín), con la promesa de una vicepresidencia.

A la decisión de Salvador le siguieron algunas críticas de las huestes de Leopoldo Moreau y el propio Storani.

Según indicó un cable de la Agencia Impulso Baires, la resolución de la Mesa de la Convención radical, que permitía el reingreso de Katz, fue desaprobada por Salvador, quien en una nota afirmó que: "Integrantes de la Mesa Ejecutiva de la Honorable Convención Provincial han difundido resoluciones que aluden a la situación de los afiliados que, por razones de pública notoriedad, decidieron apartarse y ejecutar actividades políticas por una vía ajena a la UCR, incluso ocupando cargos públicos para los que fueron propuestos por otros partidos".

"Es indispensable aclarar que esas resoluciones carecen de validez jurídica" agregó el jefe del radicalismo bonaerense.

"La primera de las Resoluciones, que autoriza el reingreso de todos los afiliados que hubiesen salido del radicalismo, implica la sanción de una amnistía. Una decisión de tal naturaleza solo puede ser adoptada por la Honorable Convención de la Provincia de Buenos Aires con el voto de los dos tercios de los miembros presentes, en sesión extraordinaria y convocada al efecto, conforme lo determina el art. 62, inciso ñ) de la Carta Orgánica" sostuvo además el ex legislador.

Agregó luego: "la segunda Resolución alude específicamente a un diputado nacional electo por el Frente para la Victoria en este caso, tratándose de un diputado nacional, el único cuerpo autorizado para admitir ese reingreso, es la Honorable Convención Provincial, con el voto de las dos terceras partes de sus integrantes presentes".

"Por lo tanto, cualquiera de las dos resoluciones resultaría insanablemente nula porque los integrantes de la Mesa Ejecutiva de la Convención no poseen facultades para dictarlas" indicó.

"Además, esos proyectos son políticamente ilegítimos, porque una decisión de la importancia de la que intenta adoptarse –de naturaleza claramente estratégica, a punto tal que afecta el futuro del radicalismo- requiere necesariamente un debate de fondo protagonizado por todos los Convencionales de la Provincia de Buenos Aires y con un texto que sea plenamente difundido antes del debate y conocido por los afiliados de la Provincia de Buenos Aires. y en el caso puntual de la resolución referida al Diputado, debe ser también analizada por los propios afiliados locales del distrito al que pertenece el Diputado. Esta pretensión de sustituir la voluntad de los Convencionales en un tema de tal dimensión e impidiendo que participen en una decisión trascendente para el futuro de la UCR, constituye un error extraordinario que atenta contra la vigencia efectiva de la organización partidaria y deforma su funcionamiento institucional" aseguró.

"No existen razones de urgencia que justifiquen descartar al llamado a la Convención provincial en una cuestión de tal envergadura. Este tema deberá ser objeto de un anunciado, ordenado y público debate" indicó.

"La Convención Nacional, en su reunión de Mar del Plata de fecha 17 abril de 2008, convocó a todos los que se fueron del partido para que regresen a él. Compartimos esa decisión" dijo.

"Pero es lógico que ese regreso debe hacerse dentro del marco orgánico de la UCR, con pleno respeto por sus normas estatutarias, aplicadas por quienes fueron elegidos por el voto directo del afiliado para definir la estrategia del radicalismo" sostuvo.

"Por todas las razones expuestas es que rechazo por improcedencia jurídica y por ilegitimidad política las resoluciones y dejo en claro que nada sólido podrá construirse en nuestro partido, si se parte de la violación del contenido y del espíritu de la Carta Orgánica y del desconocimiento a la institucionalidad partidaria" añadió.

Salvador finalizó diciendo: "asumo esta posición en cumplimiento de mi deber de preservar de manera íntegra el funcionamiento institucional y fortalecimiento de la UCR de la Provincia de Buenos Aires y defender sus valores esenciales".

LA RESPUESTA

El sector de Leopoldo Moreau y Federico Storani, compuesto por un grupo de integrantes del comité provincial, dijo mediante Jorge Mesías, Gustavo Bruno, Andrés Villalbay Enzo Gioia que "son a título exclusivamente personal y, por lo tanto, no expresan una decisión adoptada en el seno del Comité Provincia".

Agregaron luego que esa opinión "no fue consultada" con el resto del Comité Provincia, juzgaron "incomprensible" que Salvador "rechace el pronunciamiento de la mesa de la Convención, en virtud de la unificación del partido -que vienen reclamando la mayoría de los radicales- y del trabajo que en este sentido vienen realizando los bloques legislativos y que la sociedad argentina nos insta a que llevemos adelante".

LA ESTRATEGIA DE KATZ, MOREAU Y STORANI

Esta pulseada debe enmarcarse en una estrategia que están llevando adelante, desde el cobismo, el propio Katz, y desde la UCR formal Storani y Moreau, y tiene que ver con prepararse para dar interna a Salvador y su grupo, -quienes tienen afinidad con el titular del comité nacional radical, Gerardo Morales-, y así intentar "arrebatarle" la conducción partidaria provincial.

Mientras tanto, y en una interna inmediata, Katz pretende reingresar al partido radical y participar de la elección de autoridades del bloque de diputados radicales. Su preferencia es el cordobés Aguad (el otro candidato es Ricardo Alfonsín), y se especula con que el ex intendente de Mar del Plata habría tenido la promesa de ser contenido con una vicepresidencia de esa bancada opositora.

Cabe mencionar que las internas provinciales del radicalismo no tienen fecha, y podrían ser entre marzo y junio del año próximo, aunque algunos dirigentes prefieren el mes de noviembre de 2010.

Comentá la nota