La Comisión de Seguimiento sigue esperando que los concejales resuelvan los cambios

Jorge Libonatti, integrante de la Comisión de Seguimiento de la Tasa Complementaria de Sguridad, manifestó que se esperan mayores definiciones en torno al funcionamiento del órgano de contralor "cuando se reúnan los 18 concejales y decidan qué destino le van a dar a esta comisión, ya que hay distintas maneras de pensar.
La mayoría dice que esta comisión debería seguir funcionando, pero para eso pusimos nuestra opinión".

"Si lo único que tenemos que hacer es visar lo ya gastado -agregó- obviamente no seguiremos los actuales integrantes".

Explicó Libonatti que la comisión que integra dispuso que para los gastos hasta 15 mil pesos no se debía pedir autorización previa de parte del Departamento Ejecutivo, pero al asumir Héctor Azil se redujo ese monto hasta cinco mil pesos.

Tras las últimas reuniones, se acordó que la comisión siga funcionando como hasta ahora pero se reunirán los 18 concejales para seguir analizando el tema y disponer un dictamen, previéndose también una reu-nión con el Intendente ya que, dijo Libonatti, a Meoni "le interesa la mayor transparencia en este tema tan sensible que es la seguridad".

"Nosotros pedimos que se reúnan los 18 concejales y vean lo que se debe cambiar, porque a nosotros nos parece que cuantos más controles haya es mejor para todos. Se ha dispuesto una consulta a la Asesoría General de Gobierno y obviamente se pronunció en contra de la vinculación, lo mismo sucederá con el Tribunal de Cuentas, pero creo que se debe poner buena voluntad y tratar de poner mayor transparencia a las cosas", expresó Libonatti en declaraciones radiales formuladas ayer miércoles.

Sostuvo que "con toda buena voluntad, se visaba el gasto pero nosotros comenzamos a controlar algunas erogaciones. Deseábamos ver si lo que se estaba cobrando era lo justo".

Contó Libonatti que el 5 de febrero se pidió al Concejo Deliberante que se compren nuevos patrulleros. "Nosotros, en el banco, tenemos casi 600 mil pesos. Ese dinero se debe usar para adquirir nuevos móviles y dejarse de gastar en chatarra que ya no sirve más", sentenció el integrante de la comisión, quien mencionó que "off de record me dijeron que había siete patrulleros para las doce cuadrículas. Eso es una vergüenza".

"La Provincia, lo único que hace es prometer móviles. Estuvimos reunidos con el titular de la jefatura departamental y nos dijo que iban a llegar doce vehículos, uno por cuadrícula pero la realidad es que no llega nada", señaló.

"En Chacabuco no tienen policías para manejar los patrulleros y a Junín lo tienen castigado porque es de otro partido político", sostuvo.

Libonatti señaló que ingresa por la tasa, estima-tivamente, 150 mil pesos por mes, pero citó que el año pasado se gastaron un millón trescientos mil pesos, de lo cual la mitad se fue en combustible.

"Ante esta información, elevamos una nota al director general de seguridad del municipio, pidiendo que nos informara cuántos patrulleros existen en la calle, los elementos para reparación y de qué manera se maneja el tema de los combustibles. Eso provocó un revuelo por estos temas que son básicos, pero se debe decir que Héctor Azil (ex presidente de la comisión) hace mucho tiempo que viene preguntando sobre dónde están los equipos de gas, los vigías y las computadoras que se compraron pero nadie contesta nada", afirmó.

Comentá la nota