La Comisión de Poderes dictaminó la compatibilidad legal del concejal Risso.

Ayer al mediodía se reunió la Comisión de Poderes del Concejo Deliberante para examinar la situación del edil Esteban Risso. Luego del análisis de la situación, se dictaminó que no hay incompatibilidad del conejal del oficialismo para ejercer su cargo.
Tras un pedido elevado al presidente del cuerpo Juan Pablo Frolik, en principio, por sectores estudiantiles de la ciudad, por la oposición y luego por el concejal del oficialismo Esteban Risso, se reunió ayer al mediodía la Comisión de Poderes del Concejo Deliberante para tratar el estado actual del edil ante la situación suscitada luego de la aprobación del aumento de la tarifa del transporte urbano de pasajeros.

El motivo de la conformación de la comisión se planteó de cara a los cruces entre distintos actores sobre la declaración jurada de Risso, en la que presenta acciones en una empresa de transporte local, las cuales fueron transferidas durante 2008.

De acuerdo a la reglamentación interna del Legislativo, la Comisión de Poderes estuvo constituida por cinco concejales, tres representantes del oficialismo y dos de la oposición. De esta manera, el cuerpo quedó conformado por María Haydeé Condino, Luciano Grasso, y Gastón Morando por el bloque de la Unión Cívica Radical, y Facundo Llano y María Rosa Toncovich por el Frente para la Victoria.

“No tengo incompatibilidad”

El concejal del radicalismo se refirió a su participación durante la reunión de ayer, en la que, llegado el momento “decidieron llamarme y me presenté”. En principio, “me pidieron que expusiera sobre mi estado”, por lo que “expuse cómo era mi situación y cuál era mi postura respecto a cómo se habían manejado también. Presenté la declaración que avala que me había desecho de esas acciones que tengo en la declaración jurada de 2008”.

Más tarde, “algunos concejales me hicieron unas preguntas y me pidieron algunas aclaraciones. Terminado esto, y cuando nadie tuvo más preguntas para realizar, me invitaron a retirarme para que pudieran concluir con la reunión”, señaló Risso.

Por otro lado, indicó que el encuentro “concluyó con la firma de un dictamen en el cual los miembros de la comisión aclaran que actualmente no tengo incompatibilidad ni inhabilidad para ejercer las funciones de concejal”.

Sobre el motivo de la reunión, precisó que se realizó “porque supuestamente tenía acciones en una empresa de transporte local, que había transferido durante 2008”. Ante este nuevo panorama, aclaró que “todos los concejales tenemos que hacerla nuevamente el 15 de febrero y es donde voy a volcar los cambios patrimoniales, incluso éste”.

La voz de la oposición

El edil del bloque del Frente para la Victoria, Facundo Llanos, e integrante de la comisión, señaló que Risso, “efectivamente dijo que tenía cuotas partes de una empresa de transporte y que se había desvinculado de esas acciones en noviembre de 2008”, por lo que presentó una documentación que “no era de respaldo porque no eran libros rubricados ni contratos certificados por escribanos”.

Sin embrago, el concejal manifestó que “quedó claro que reconoce su situación de inhabilidad dado que se desprende de las acciones que tenía de la empresa”. Por eso, dijo que, “al manifestar que se desprendió de esas acciones, que a su vez transmitió a su madre… está dando a entender que reconoce que está en situación de inhabilidad y por eso vendió las acciones”.

Por último, Llano expresó que se plantearon las bases para que “en tema referido al transporte urbano de pasajeros, no tome ningún tipo de partida porque, si bien no es miembro, tiene un interés dado que hay un familiar directo que se vería beneficiado”.

Comentá la nota