Una comisión de "notables" para buscar la solución

La integrarían Lagos y Sanguinetti, entre otros
SANTIAGO, Chile.- En medio de un creciente pesimismo tras el fracaso de la mediación del presidente de Costa Rica, Oscar Arias, el gobierno chileno anunció ayer que se está estudiando la conformación de una comisión de personalidades para buscar una salida al conflicto.

Esta podría estar integrada por los ex mandatarios Julio María Sanguinetti (Uruguay) y Ricardo Lagos (Chile), junto con el ex secretario general de la ONU el peruano Javier Pérez de Cuéllar, entre otros.

"Sé que él [por Lagos] ha mostrado su disponibilidad y que también habría otros jefes de Estado, cuyos nombres no conozco con exactitud", dijo ayer el canciller chileno, Mariano Fernández, que se negó a dar por fracasada la gestión de Arias. Varios medios chilenos informaron que Sanguinetti y Pérez de Cuéllar están entre las figuras que acompañarían a Lagos en la gestión.

"Ahora tenemos que esperar que se abra camino el proceso de mediación en los términos planteados por el texto del presidente Oscar Arias", agregó el canciller, que además destacó que Lagos contaba con el apoyo del gobierno chileno.

La comisión, según explicó Fernández, buscará que tanto el depuesto presidente Manuel Zelaya como el mandatario de facto Roberto Micheletti acepten la propuesta elaborada por Arias, que oficia desde el inicio como mediador de la crisis surgida tras el golpe de Estado del 28 de junio.

El miércoles pasado, en San José, Arias presentó su última propuesta, que incluye la restitución en el poder de Zelaya, la conformación de un gobierno de unidad y reconciliación nacional, un decreto de amnistía y el adelantamiento en un mes de las elecciones generales previstas para noviembre, entre otros puntos.

El diario chileno El Mercurio informó que el secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, le pidió a Lagos conformar una "comisión de notables" para asegurar el cumplimiento de un eventual acuerdo entre Micheletti y Zelaya.

Insulza reiteró ayer su apoyo a un arreglo pacífico en Honduras para que Zelaya "[completara] su mandato" en enero próximo.

"Queremos devolver la democracia a Honduras y la queremos devolver por la vía pacífica, hasta que el presidente constitucional complete su mandato", aseveró el secretario general de la OEA, organismo que el pasado 5 suspendió a Honduras por haber roto la legalidad constitucional con el golpe de Estado.

Insulza también anunció que asistirá a la cumbre de presidentes de América Central, Colombia y México que comienza mañana en Costa Rica y en la que se espera que el caso Honduras ocupe un lugar protagónico.

Por otra parte, el ministro de Relaciones Exteriores de España, Miguel Angel Moratinos, realizó ayer una visita a Venezuela, desde donde reiteró su apoyo al retorno de Zelaya al poder.

En una conferencia de prensa en Caracas con su par venezolano, Nicolas Maduro, Moratinos manifestó a Zelaya el pleno apoyo de España a su vuelta al poder y dijo que mantuvo una conversación telefónica con el presidente destituido.

"He hablado hoy con el presidente Zelaya y le he garantizado que haremos todo lo necesario para que su retorno sea lo más rápido posible. La posición de España y de la Unión Europea en contra del golpe y el régimen instalado en Honduras ha sido tajante", dijo.

Por su parte, Maduro afirmó que de consolidarse el golpe de Estado "se abriría una amenaza para todos los pueblos del continente" y se estaría volviendo a la "época de las dictaduras".

Comentá la nota