La Comisión de Límites de Río Negro escuchará a los concejales de Viedma y San Antonio Oeste

El presidente de la Comisión de Límites de Río Negro, Claudio Lueiro, consideró necesario un pronto acercamiento de posiciones por parte de los concejales de Viedma y de San Antonio Oeste por la cuestión de los ejidos colindantes y ofreció la intervención del cuerpo parlamentario que encabeza para convocar a los Concejos Deliberantes de ambas ciudades y "encontrar la solución a lo planteado".
Lueiro se refirió a la reunión que presidió ayer en la Municipalidad de San Antonio Oeste y en la que participaron ediles locales y legisladores provinciales. Aunque no asistieron funcionarios del Poder Ejecutivo rionegrino, el titular de la Comisión de Límites dijo que adhieren a lo propuesto por el Deliberante sanantoniense "en forma unánime e institucional"

El legislador explicó que se está planteado correr los ejidos colindantes hasta una "zona gris", que podría ser Pozo Salado, en la costa atlántica, con un plazo que fije la Comisión de Límites para que sea resuelto, pero estimó imprescindible "avanzar con el resto de las cuestiones porque ambas localidades necesitan fijar sus propias jurisdicciones".

"Debemos escuchar también a los concejales de Viedma para ver si coinciden con lo planteado por San Antonio Oeste", dijo Lueiro.

En cuanto a lo que se define como "zona gris", destacó que "hay que convenir, pero lo más importante es ir logrando el consenso necesario entre ambos pueblos y que nos permita en corto plazo tener resuelto este tema".

Comentá la nota