La comisión investigadora imputó cargos al intendente de Balcarce

BALCARCE: En sesión especial, los concejales adujeron "faltas graves" y "conductas negligentes" a José Luis Pérez. Se registraron algunos incidentes en la extensa deliberación.
En la madrugada de ayer culminó la sesión especial que se desarrolló por espacio de cinco horas con algunos incidentes, donde la comisión investigadora ratificó los cargos imputados al intendente José Luis Pérez, pese al descargo que había hecho éste oportunamente.

La última sesión para la mitad de los concejales se llevó a cabo a sala llena y con algunas interrupciones porque alguno de los presentes insultó a los legisladores y uno de ellos arrojó un objeto hacia la oposición.

Más allá del marco de la realización, la comisión investigadora aprobó el dictamen y decidió presentarlo en la Oficina Anticorrupción de la Nación, la Fiscalía Descentralizada de Balcarce y el Tribunal de Cuentas de la provincia de Buenos Aires.

Por la afirmativa a lo resuelto votaron diez ediles de la oposición (ausente Nigro de Unión Pro) y por la negativa lo hicieron los cinco ediles del oficialismo.

El expediente de 72 folios fue leído por la Secretaría del Concejo Deliberante y luego de ello algunos concejales hicieron uso de la palabra, por ello la sesión se extendió por más de cinco horas con un solo tema a tratar.

Según el escrito, Pérez habría incurrido en acciones "lesivas al interés patrimonial de la Municipalidad de Balcarce". Por otra parte, se evitaron las sanciones en virtud de que el intendente ya está renunciado aunque se estableció la presentación en los estamentos enunciados.

En otro orden, existió un pedido del bloque del Frente para la Victoria, que no fue aceptado, para que con el dictamen se presenten las respuestas del intendente a esos cuestionamientos.

En el final, el concejal Pedro Steffan (PJ) realizó una moción y presentó una propuesta por escrito para que se cree en el Concejo Deliberante una comisión de seguimiento y control institucional con el objeto "de no tener que llegar a tomar una medida drástica como la que tuvimos que adoptar".

Atribuciones

Al jefe comunal se le atribuyó no cumplir con lo estipulado en la ordenanza 100/06, donde se producía un incremento salarial a los profesionales de la salud del orden del 35,5%.

No dar a conocer detalles de los acuerdos suscriptos con Nación y Provincia para la realización de obras en el distrito por 92 millones de pesos.

Problemas para acceder mediante la página web del municipio a las órdenes de compra y de pago afectando el derecho a la información pública.

Negligencia al concesionar un kiosco a una persona que luego se le allanó la vivienda y se le secuestró droga, ya que se había encomendado desde el HCD no hacerlo.

No cumplir en tiempo y forma con la presentación de la declaración jurada, lo cual está reglamentado desde año 2004.

No acatar lo normado en la ordenanza 76/08 de circulación vehicular en el parque municipal cerro "El Triunfo". Se aseguró que existe una demanda por un trágico accidente ocurrido allí, donde el municipio resultaría corresponsable.

También brindar eximiciones en el pago del derecho de construcción, no presentar en fecha el presupuesto 2009 y no solicitar la prórroga correspondiente e irregularidades en la constitución de un registro de mayores contribuyentes para la sanción de la ordenanza impositiva.

Incidentes

El recinto del Deliberativo estuvo colmado de militantes, trabajadores municipales y la totalidad de los funcionarios que actualmente integran el gabinete municipal.

Cuando se estaba dando lectura a la parte final del dictamen de la comisión investigadora se escucharon gritos, insultos y acusaciones hacia algunos ediles.

Por ello, el presidente del Concejo Deliberante, Esteban Reino (UCR), amenazó con desalojar la sala por la policía, que ya estaba en el recinto por el clima tenso que se vivió, y luego se pasó a un cuarto intermedio para decidir entre los presidentes de bloques si estaban dadas las garantías para continuar con la sesión.

Cuando se retiraban los concejales de la oposición a deliberar a otra sala, desde el público se le arrojó una zanahoria a Steffan aunque no alcanzó a impactar sobre su cuerpo. Luego de veinticinco minutos prosiguió la lectura del dictamen e hicieron uso de la palabra algunos concejales.

Igualmente, en reiteradas oportunidades, Reino debió interrumpir a los ediles por los gritos y el murmullo en la sala que impedían el normal desarrollo de la sesión.

Finalmente, la sesión finalizó a las 0.35 de ayer luego de que se iniciara a las 19.35 del lunes.

Vale destacar que mañana, a las 9.30, José Luis Pérez dejará el cargo luego de que renunciara en forma anticipada a quien hasta ahora ocupaba el cargo de presidente del Concejo Deliberante, José Enrique Echeverría, quien actualmente está de licencia en ese cargo.

Comentá la nota