Un comienzo para soñar con más.

El Masters de Augusta: Los argentinos arrancaron bien: Angel Cabrera firmó 68 golpes y está 6°, a tres del local Chad Campbell, mientras que Andrés Romero empleó 69 y figura 14°, a cuatro; Tiger Woods, el máximo favorito, y 20°, tuvo una jornada irregular.
Una sonrisa se dibujó en los rostros de Angel Cabrera y Andrés Romero luego de concluir el primer capítulo del 73° Masters. Los dos llegaban con un juego inestable al primer Major del año, pero es evidente que este mágico campo los predispuso de la mejor manera.

En su décima participación aquí, el cordobés se involucró de lleno en la pelea al totalizar 68 golpes (-4), una tarjeta que lo coloca 6°, a tres del líder, el local Chad Campbell. Y el tucumano, en su segunda actuación en el Augusta Nacional, anotó 69 (-3), por lo que se ubica 14°, a cuatro.

En los días previos, durante las vueltas de práctica, el frío había obligado a los jugadores a pegar con una indumentaria más pesada y a calentar las manos en cada tee de salida. Afortunadamente para todos, la primera jornada por los puntos ofreció un clima templado, muy agradable, lo que provocó un espectáculo generoso en birdies y águilas, con 38 jugadores bajo el par. Además, los 100 milímetros de lluvia de la semana pasada ayudaron a que los greens estuvieran más receptivos. No hubo excusas, porque las condiciones fueron ideales.

La muestra más cabal la dio el puntero, Campbell, de 34 años y 3° en el Masters de 2006: arrancó con cinco birdies consecutivos, que le sirvieron de plataforma de despegue para lo que vendría. Luego encadenó otros cuatro birdies entre el 12 y el 16 para dispararse a -9, aunque retrocedió con bogeys en los dos últimos hoyos. Su juego se perfilaba para batir el récord de vuelta de Greg Norman y Nick Price (63), pero Campbell se frenó en 65.

Mientras que Tiger Woods lamentó varias oportunidades para dar el zarpazo (ver aparte), Cabrera ingresó rápido en la conversación al sacar provecho de todos los hoyos largos, con un total de 6 birdies y dos bogeys. Jugó drive y hierro seis en el par 5 del hoyo 2 para conseguir el primer birdie del día, y también bajó en el 3. En el hoyo 7 combinó su drive con el pitching wedge y acertó para birdie desde cinco metros. Buenas noticias también en el 8: logró birdie con dos putts desde 12 metros. En el 13 llegó en tres golpes al green y embocó desde tres metros, mientras que en el 15 bajó por última vez pegando drive, hierro 4, chip y putt desde cinco metros. Sus dos tropiezos se produjeron en los pares 4 del 9 y 11.

Evidentemente, el Pato encontró la mejor inspiración en el green, en donde resolvió esos putts de 2 o 3 metros que en esta cancha suelen complicar la vida con sus caídas traicioneras.

En tanto, Andrés Romero, que compartió el grupo con Campbell, experimentó ese típica montaña rusa llena de vaivenes. Su tarjeta incluye toda la gama: águila en el 3, birdies en los hoyos 1, 4, 11, 16 y 17, bogeys en el 2, 6 y 7 y un doble bogey en el par 3 del 12, tras caer en el bunker. Fue el jugador con menos putts en la vuelta (23) y se ganó varias ovaciones, como cuando logró el águila desde 60 yardas en el 3, y también en el momento en que embocó en el 4 desde la arena, en un posición muy incómoda. Después, los aciertos en el último tramo lo pusieron nuevamente en carrera para sostener el protagonismo de 2008, cuando finalizó 8°.

Seguramente, la jornada de hoy no será tan dadivosa para los golfistas. Augusta ya afila las uñas para plantear dificultades.

* Las salidas para el segundo día del Masters

Hoy, a las 10.17 de nuestro país, Andrés Romero compartirá la salida de la segunda jornada con Chad Campbell y Boo Weekley. A las 14.19, Angel Cabrera lo hará con Justin Rose y Henrik Stenson. La señal de ESPN transmitirá en vivo a partir de las 17.

Comentá la nota