A un mes del comienzo del invierno, llegó la primera nevada del año

La tormenta se desató a la madrugada y llegó a casi toda la provincia. En Merlo se acumularon 25 centímetros de nieve. Los copos trajeron alivio luego de más de 60 días de sequía. Leve nevada y mucho frío en Villa Mercedes.
El pronóstico se cumplió trayendo alivio luego de más de 60 días de sequía. La nieve llegó a gran parte de la provincia desde primera hora del día y cubrió todo de blanco creando autóctonas postales alpinas. El frío intenso que se comenzó a sentir en cuanto cayó el sol, y el cielo que de negro pasó a rosa confirmó lo que hace días los meteorólogos anunciaban: nevadas en gran parte del territorio provincial.

El martes por la tarde La Carolina ya había recibido un helado anticipo: los primeros copos de la provincia cayeron allí, por la tarde, dejando una pelusa blanca por todos lados. A la madrugada vino el refuerzo y el manto níveo alcanzó, en algunos sitios, los 20 centímetros de espesor, según comentó la intendenta de la localidad, Ingrid Blumencweig. Debido a estas condiciones el transporte Polo no pudo llegar con su primer servicio de la mañana, como tampoco pudo hacerlo el de María del Rosario a El Trapiche. Para el mediodía el sol se estaba encargando de devolver el verde a los árboles y el color oro al río.

A la medianoche los copos sorprendieron en gran parte de la provincia. A La Punta, llegaron con una temperatura de un grado bajo cero apenas pasadas las 12. El agua nieve se hacía cada vez más intensa, convirtiéndose en capullos que rápidamente se acumularon sobre el suelo. La tormenta duró algo más de una hora y fue suficiente para homogeneizar todo con un blanco perfecto. Por la mañana, el grado sobre cero que marcaba el termómetro y el sol que comenzó a salir cerca de las 10 pintó otro panorama. La nieve, para lamento de los chicos que ya se habían abrigado para hacer muñecos, comenzó a derretirse.

Más tarde, alrededor de las 4, fue el turno de El Trapiche donde se llegaron a acumular 10 centímetros de nieve en algunos lugares. Paró de nevar cerca de las 7:30 cuando el mercurio del termómetro descendió a los 3 grados bajo cero. "Al costado de la autopista, hasta El Durazno, había 5 centímetros de nieve y un poco 2009 más en la zona de Las Barranquitas. Acá teníamos un poco más y más aún pasando Río Grande", comentó el intendente de El Trapiche, Víctor Hugo Hissa, cerca del mediodía, cuando la temperatura ya estaba una línea arriba del cero.

En La Toma la nieve también llegó con el día y se quedó durante la noche, pero el viento que se levantó a la madrugada cambió el paisaje que, junto con el sol que desde temprano comenzó a calentar, borraron las huellas más notables de la tormenta para el mediodía. "Nos tomó por sorpresa; durante la mañana del martes había llovido mucho y por la tarde se despejó todo y salió el sol, esperábamos una helada, pero no nieve. Cayeron capullos hasta las 9 de la mañana", comentó un vecino, Walter Maurino.

Por otra parte, en localidades como Quines, San Francisco y Villa de la Quebrada sólo se registró agua nieve. En Alto Pencoso y Desaguadero no hubo fenómenos y en Buena Esperanza ni llovió, según informaron desde el Programa San Luis Solidario.

Comentá la nota