Comienzan a reconsiderar el resultado de la licitación del predio de residuos

En una reunión entre el intendente y el secretario de Medio Ambiente de la Nación se acordó que se intentarán achicar las diferencias entre el presupuesto oficial y las cotizaciones de las empresas que aspiran a construir el nuevo predio de residuos.
La Secretaría de Medio Ambiente de la Nación y el gobierno municipal acordaron que trabajarán en conjunto durante las próximas semanas para reconsiderar el resultado del proceso de licitación para la construcción y operación del predio de disposición final de residuos de General Pueyrredon. Anteayer el intendente Gustavo Pulti; el presidente del Concejo Deliberante, Marcelo Artime, y el presidente del Ente Municipal de Servicios Urbanos, Manuel Regidor; se reunieron en Capital Federal con el secretario de Medio Ambiente, Homero Bibiloni, para analizar qué camino se seguirá luego de que las dos empresas que ofrecieron hacerse cargo de la obra, presentaran presupuestos muy superiores al oficial.

Tras el encuentro, Artime comentó que se le hizo saber a Bibiloni que la gestión municipal "no está dispuesta a avalar precios excesivos" aun cuando exista mucha ansiedad por resolver cuanto antes esta cuestión. "Más allá de que estemos a un paso de solucionar el problema de los residuos en Mar del Plata no vamos a poner en juego los dineros públicos", remarcó el presidente del Concejo.

El problema radica en que las dos compañías que compiten por hacerse cargo de la construcción y operación del predio, coincidieron en que ese trabajo podría costar alrededor de 160 millones de pesos. Esta cifra excede por lejos a la del presupuesto oficial, que fue establecida en octubre de 2007 en 77 millones de pesos.

En la reunión que mantuvo esta semana el intendente con Bibiloni y otros funcionarios de la comuna y la Secretaría, se acordó que antes de tomar una decisión, se evaluarán alternativas. Una de ellas consiste en iniciar negociaciones con las compañías para solicitarles una reducción en sus cotizaciones, a la vez que se podrían hacer algunos ajustes en el presupuesto oficial, en un intento por achicar las diferencias.

"Hay que reconocer que el presupuesto fue hecho en octubre de 2007 y que desde entonces hubo variaciones de precios", justificó Artime.

Lo cierto es que si bien podría haber un acuerdo, la diferencia de precios no es menor. Por esa razón está latente la posibilidad de que finalmente haya que declarar desierta la licitación para hacer un segundo llamado.

No obstante todavía existe la alternativa de "llevar adelante negociaciones y hacer algunas actualizaciones de precios" para poder adjudicar la obra, explicó Artime.

La revisión del resultado de la licitación podría demandar 15 días, tras los cuales, se daría a conocer oficialmente una decisión sobre si se emprende o no un nuevo llamado.

El proceso dio comienzo en el año 2007 y se desarrolla de manera conjunta entre el Secretaría de Medio Ambiente de la Nación, la comuna y el Banco Mundial, que aporta un préstamo con el propósito de financiar parte de los trabajos. Concretamente, el organismo de crédito internacional ofrece financiar el 70% de los costos de construcción y operación -durante los tres primeros años- del nuevo predio de disposición final. El 30% restante lo aportan la Nación y la Provincia. En tanto el municipio debería hacerse cargo de la operación del predio a partir de cuarto año de iniciadas las operaciones.

En este primer llamado a licitación fueron tres las empresas que hicieron ofertas. Una de ellas fue la brasileña Estre S.A, que quedó descartada. Las propuestas de las otras dos -la española Aesa S.A y Texan S.A- aún siguen en pie, pero con el inconveniente de que sus ofertas excedieron el presupuesto oficial.

Al margen de los inconvenientes surgidos a la hora de decidir la adjudicación, Artime subrayó que los pilares del proyecto siguen en pie, destacando que la comuna ya adquirió los terrenos donde se emplazará el predio y el Banco Mundial continúa dispuesto a financiar el proyecto.

Comentá la nota