Comienzan a firmar contratos de trabajo con 35 cooperativas de desocupados

Es el nuevo emprendimiento de Desarrollo Social para paliar el desempleo. Los convenios incluyen a la totalidad de los grupos de desocupados que se organizaron en General Pueyrredon. Abarca en total a 640 personas. Entre ellos figuran las que protagonizaron la toma del Concejo Deliberante en fecha reciente.
En las próximas horas comenzarán a firmarse los contratos entre el municipio y 35 cooperativas vinculadas a movimientos sociales de la ciudad a las que se les encomendará la realización de obras de infraestructura básica en distintos barrios, con el financiamiento del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación. Entre estas entidades figuran las que hace más de dos semanas coparon el recinto de sesiones del Concejo Deliberante durante una violenta manifestación para reclamar, justamente, la rúbrica de estos convenios.

El secretario de Desarrollo Social de la comuna, Fernando Gauna, le explicó ayer a LA CAPITAL que a pesar de ese incidente, la relación del municipio con los movimientos sociales "es de normalidad" y subrayó que entre las cooperativas "hoy existe gran voluntad de dar comienzo con los trabajos".

Esto, sin perjuicio de que los miembros de algunas agrupaciones estén afrontando por estos días un proceso judicial, acusados de haber provocado roturas y lesiones durante la manifestación.

La firma de los contratos ligará a las 35 cooperativas -integradas en total por 640 personas- con diferentes organismos de la Municipalidad, según la naturaleza del trabajo que se les encomiende. Por ejemplo, las entidades que encaren la limpieza de arroyos formalizarán convenios con Obras Sanitarias; las que se dediquen al arreglo de espacios públicos lo harán con el Ente Municipal de Servicios Urbanos (Enosur) y las que construyan playones deportivos harán lo propio con el Ente Municipal de Vialidad (Emvial).

Las 35 cooperativas en cuestión están vinculadas a distintos movimientos sociales de la ciudad, que accedieron al Programa de Inversión Social (PRIS) creado hace varios meses por el Gobierno nacional. El plan fue diseñado con el propósito de asistir a desocupados que estuvieran organizados para ofrecer servicios tales como la construcción de veredas, cordones cuneta, limpieza de arroyos o reparación de viviendas, entre otros.

El Ministerio de Desarrollo Social canalizó el PRIS a través de los municipios, aportándoles los fondos para llevar adelante las obras y encomendándoles el control sobre su ejecución. La comuna local ya recibió unos 25 millones de pesos para destinarlos de manera exclusiva a este programa, según confirmó ayer Gauna, quien precisó que aún resta la entrega de otra partida, cercana al millón de pesos.

Cobrarán $ 1.340 durante 12 meses

El funcionario explicó que los contratos que se comenzarán a firmar esta semana tienen un plazo de duración de 12 meses y le asegurará a cada desocupado un ingreso mensual de 1.340 pesos. Además comentó que la comuna realizará los pagos a medida que vayan siendo certificados los avances de las obras.

Las aparentes demoras que hubo en la firma de los contratos habría sido el detonante de la violenta manifestación ocurrida días atrás en el Concejo, no obstante lo cual, Gauna calificó ayer de "inexplicable" la protesta ejercida por algunas agrupaciones, como fue el caso de Atahualpa, que fue la que mayor visibilidad tuvo durante los incidentes.

El funcionario reconoció que "si bien había gente ansiosa" esperando la rúbrica de los convenios lo cierto era que "el mismo día en el que se llevaba adelante la manifestación yo estaba en Buenos Aires reuniendo toda la documentación necesaria para que los contratos se firmaran".

El subsecretario aseguró que tras los incidentes hubo varias reuniones con las cooperativas "donde las conversaciones fueron de total normalidad y todos manifestaron su deseo de comenzar a trabajar cuanto antes".

Denuncian actuación de punteros en la

inscripción a un plan social inexistente

El secretario de Desarrollo Social de la comuna Fernando Gauna aclaró ayer que el programa Ingreso Social por Trabajo no está siendo implementado en Mar del Plata y explicó que por lo tanto la Municipalidad no está realizando ninguna inscripción de beneficiarios. "Es muy importante dejar esto en claro porque nos han llegado comentarios de que algunos 'punteros' están anotando a gente para acceder a este programa, que no existe en Mar del Plata", afirmó el funcionario.

El plan Ingreso Social por Trabajo fue anunciado meses atrás por la presidenta de la Nación, en beneficio de unos 100 mil desocupados y por ahora sólo está siendo implementado en distritos del conurbano bonaerense. Su aplicación está siendo objeto de una fuerte controversia con diferentes agrupaciones sociales del Gran Buenos Aires, que vienen denunciando que hay "discrecionalidad" de parte de los intendentes en el manejo del plan, por lo que esta semana protagonizaron un corte de la avenida 9 de Julio, en Capital Federal.

Ayer Gauna precisó que si bien el municipio comenzó a hacer gestiones para tratar de que el programa se implemente en la ciudad, por el momento no hay ninguna clase de novedad al respecto. Por lo tanto "la Municipalidad desconoce las inscripciones que pudieran estar haciendo algunos punteros", afirmó.

Comentá la nota