Comienza una semana complicada con varios sectores de protesta

Los gremios docentes irán al paro miércoles, jueves y viernes. Los trabajadores de la salud convocaron a una medida similar para el viernes y el lunes entrante. En tanto que ATE y CTA harán repercutir en Corrientes la jornada nacional de protesta por sus reclamos.
La anteúltima semana de abril se perfila convulsionada con tres convocatorias al paro por distintas cuestiones, siempre vinculadas a lo salarial y el régimen laboral de algunos sectores estatales; una de ellas de alcance nacional.

La agenda de protestas la inauguran los docentes, junto a los agentes nucleados en la Central de Trabajadores Argentinos (CTA) y la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), aunque en el caso de los trabajadores de la educación, se trata de un planteo central respecto de la cuestión económica: el incremento del salario básico.

Así, los docentes iniciarán el miércoles 22 una jornada de protesta de tres días, que culminará el viernes y que tiene como reclamo principal el incremento del básico a $1.000; que implicaría el "blanqueo" de $350 abonados actualmente como "no remunerativos".

En este marco, desde el arco gremial esperan que las medidas cautelares obtenidas la semana pasada por dos sindicatos docentes que impedirían al Gobierno avanzar con el reemplazo de maestros huelguistas por suplentes, repercutan positivamente en el nivel de adhesión a la medida.

ATE y CTA en protesta nacional

Por su parte, los delegados en Corrientes de ATE y CTA bajarán a la provincia la medida de fuerza convocada a nivel nacional hace unos días atrás para el mismo miércoles 22 de abril, que incluye aspectos no sólo del orden salarial, sino también con relación al sistema laboral de algunos sectores.

En este sentido, el planteo que desde ambos sindicatos formulan a nivel país, no sólo a los Gobiernos provinciales sino también al nacional, incluye una Ley de Emergencia Ocupacional que prohiba los despidos por 180 días, "defendiendo los puestos de trabajo, los salarios y los derechos de los trabajadores"; discusiones paritarias libres "para sostener el nivel adquisitivo de los salarios y convocatoria inmediata al Consejo del Salario"; universalización de la asignación por hijo y reformulación del Seguro de Empleo y Formación para que alcance a todos los jefes y jefas de hogar desocupados; y aumento salarial de emergencia para jubilados y pensionados hasta llegar al 82% móvil.

Salud, por básico y carrera

La semana de paros la cerrará el sector de la sanidad, a partir de la medida de fuerza convocada por la Asociación que los nuclea, ATSA, para el viernes 24 y el lunes 27.

El reclamo de los sanitaristas implica el planteo de un aumento salarial que eleve el básico a $800, el pase a planta permanente de los trabajadores contratados con más de 7 años de antigüedad y la puesta en marcha de una ley de carrera sanitaria.

Comentá la nota