Comienza la pelea electoral en la que se pone en juego la mitad del Concejo

El resultado de las elecciones de junio definirá el nuevo mapa político dentro del Concejo Deliberante. De las 12 bancas que se renovarán, la UCR es el partido que más arriesga por poner en juego 5. Acción Marplatense aspira a lograr la mayoría.
Las elecciones del 28 de junio definirán con su resultado una nueva composición dentro del Concejo Deliberante donde serán puestas en juego 12 de las 24 bancas que lo conforman. Para Acción Marplatense ésta es una elección decisiva ya que aspira a obtener una mayoría propia, luego de haber sufrido durante los dos años de la gestión de Gustavo Pulti varios reveses por disponer de un bloque de apenas 7 concejales, al que no siempre le resultó sencillo alcanzar acuerdos con la oposición para aprobar ciertas ordenanzas.

Para el radicalismo también se trata de un desafío clave debido a que actualmente el bloque está compuesto por 7 concejales, de los cuales 5 concluirán su mandato este año.

Sin dudas la UCR es el partido que más pone en juego en esta elección ya que, en principio, no le sería sencillo lograr un resultado y condiciones para al menos conservar su actual representación.

Quienes dejan sus bancas son Nicolás Maiorano, Cristina Coria, Eduardo Abud, Verónica Hurquebié y Walter Malaguti. Los que tienen mandato por dos años más, son apenas 2: Fernando Rizzi y Maximiliano Abad. De los que se van, 2 tienen la posibilidad cierta de regresar. Se trata de Maiorano y Abud, quienes en ese orden aparecen detrás de la primera candidata a concejal radical, Vilma Baragiola.

Los pronósticos más modestos indican que la UCR está en condiciones de hacer ingresar al menos a los tres primeros postulantes al nuevo Concejo. Aunque también hay quienes aseguran que aún es muy temprano para hacer pronósticos de esa naturaleza y no descartan que se dé la posibilidad de máxima de lograr un resultado que permita el ingreso de 5 ediles, para que el bloque conserve su actual representación numérica.

No obstante, en el próximo período legislativo podría haber algunos movimientos tendientes a sumar a concejales de otros bloques que seguirán en el Concejo que, de hecho, ya trabajan en sintonía con el radicalismo.

Es el caso de Carlos Katz, quien tras romper con la Concertación Plural creó su unibloque Consenso Local alineado con el vicepresidente Julio Cobos. Además, se vienen advirtiendo algunos gestos de acercamiento a la UCR de Leticia González, de la Coalición Cívica que por ahora, sigue junto su compañero de bancada, Guillermo Schutrumpf.

Acción Marplatense, en cambio, pone en juego poco y tiene chances de crecer, ya sea ganando o no la elección local.

Es que su bloque actual está conformado por 7 ediles, de los cuales sólo dos (Héctor Rosso y Marcela Amenábar, quien reemplaza a Gustavo Pulti) concluirán este año con sus mandatos. De este modo, la perspectiva del oficialismo es la de ampliar su presencia dentro del cuerpo, para sumar más bancas a las que seguirán ocupando Marcelo Artime (actual presidente del HCD), Martín Aiello, Leandro Laserna, Santiago Bonifatti y Claudia Rodríguez.

Hasta hace algunos días, Acción Marplatense aspiraba a asegurarse la mayoría propia. Para que ello suceda, debería ganar la elección y tendría que presentarse un resultado que le permitiera hacer ingresar a 7 (o tal vez 8) concejales de su lista, conformada -en este orden- por Eduardo Pezzatti, Héctor Rosso, Marcela Amenábar, Diego Monti, Gerardo Cirese, Débora Marrero, Ricardo Palacios, Carlos Aiello y Gabriela Pasquineli.

Aunque no lograra la mayoría en esta elección, Acción Marplatense igualmente podría encontrar algunos aliados dentro del nuevo Concejo para actuar en sintonía.

Una de ellas podría ser la única representante del Frente para la Victoria que quedaría ocupando una banca, es decir, Verónica Bersiarte, ya que sus dos compañeros (Viviana Roca y Carlos Filippini) concluirán su tarea sin posibilidades de renovar.

Además, la situación del FpV es curiosa debido a que no habrá candidatos de esta fuerza en las elecciones de junio en Mar del Plata. Esto será así porque la lista sábana del frente oficialista presentará en el plano local a la misma nómina de candidatos a concejales de A.M.

Otro de quien podrían esperarse algunos gestos de colaboración con la gestión de Pulti es Diego Garciarena, quien ingresó hace dos años por la Concertación Plural y es el único que aún se mantiene en ese espacio político.

En diciembre, también partirán tres concejales que no se presentan como candidatos por ninguna lista y que, en cada caso, constituyen un unibloque. Se trata del socialista Juan Carlos Cordeu, el peronista Ricardo Alonso y Juan Domingo Fernández, de Mar del Plata Batán K.

Ninguno de los tres estará en el nuevo Concejo, en el que no se descarta que ingresen figuras de otras fuerzas políticas que puedan obtener al menos un 8,33% de los votos en la ciudad, tales como Unión-Pro, la Coalición Cívica o el socialismo.

Comentá la nota