Comienza el paro del campo

Lo anunció la Mesa de Enlace. No comercializarán algunos productos durante 4 días. La medida se levantará horas antes de la reunión que tendrán con la ministra Debora Giorgi el próximo martes. Los ruralistas esperan que no haya cortes de ruta.
En un nuevo día cargado de incertidumbre, señales y declaraciones cruzadas, el Gobierno finalmente convocó a la Mesa de Enlace agropecuaria a un encuentro oficial para discutir los reclamos del sector, pero la dirigencia del agro confirmó horas después que iniciarán un paro desde hoy a las 12 horas que incluirá la no comercialización de ciertos productos.

Precisamente, el paro será hasta el martes al mediodía, cuatro horas antes de que la ministra de la Producción, Débora Giorgi, reciba a los presidentes de las entidades que conforman la Comisión de Enlace.

De esta manera, hoy en Córdoba en el marco de la Fiesta Nacional del Trigo la Mesa de Enlace se reunirá con las bases con la medida de fuerza anunciada, a la espera de lo que ocurra el próximo martes.

En una conferencia de prensa, Mario Llambias titular de Confederaciones Rurales Argentinas, señaló que aceptaron la invitación del Gobierno pero "sin condicionamientos en cuanto a los temas a tratar". "Hablaremos de todos los temas que hacen al desarrollo, incluido las retenciones, el tema lechero, carnes, lanas, sequía, todo", remató.

Llambias puntualizó además que la no comercialización de productos incluye la hacienda gorda y granos, pero quedarán exceptuados la leche, frutas y hortalizas y alimentos para hacienda para ganadería.

El comunicado del Gobierno anunciando la invitación al campo se dio a conocer apenas minutos antes de la conferencia del campo. El texto firmado por Giorgi convoca a los presidentes de la Sociedad Rural (SRA), Hugo Biolcati; la Federación Agraria (FAA), Eduardo Buzzi; Confederaciones Rurales (CRA), Mario Llambías, y Coninagro, Carlos Garetto, a una reunión el martes de la semana próxima en la sede del Ministerio de la Producción.

En el habitual tono del Ejecutivo, el comunicado señala que la "crisis internacional plantea un desafío que requiere de todos para la preservación del trabajo y el empleo" y que "el Gobierno debe atender la necesidad de todos, sobre todo los más postergados".

La decisión de los ruralistas y la inesperada convocatoria al encuentro en Producción estuvo precedida por una jugada del Gobierno dirigida a provocar fisuras en la Mesa: el vocero presidencial, Miguel Núñez, se encargó de ventilar una serie de contactos secretos que habían mantenido el ministro de Planificación, Julio de Vido, y el titular de la Rural, Hugo Biolcati. Según el dirigente agropecuario, él no las había hecho públicas porque le habían pedido "estricta confidencialidad".

Comentá la nota