Comienza juicio de Campana a Juez (injurias)

Una condena podría complicar la candidatura a senador nacional del jefe del Frente Cívico y Social.
“Jugó al básquetbol con muchas camisetas, pero ahora se puso la del equipo de la corrupción”, dijo Luis Juez poco después de los comicios provinciales del 2 de setiembre de 2007 para referirse a Héctor Campana, por entonces flamante vicegobernador electo por la coalición Unión por Córdoba.

Por ésa y otras frases (como por ejemplo que Campana integraba una “banda de sinvergüenzas”) el vicegobernador le inició una demanda por injurias. El 18 de octubre de ese año se realizó una audiencia de conciliación, pero Juez no se retractó: «A mí no me hacen recular ni en chancleta, yo no he dicho ninguna mentira, prefiero ir preso que callarme una verdad”, afirmó.

En el Juzgado Correccional

N° 2, a cargo de Eduardo Angeli, comenzará hoy a las 9 la primera audiencia del juicio que por injurias le inició Campana a Juez. Ambos, acusador y acusado, se verán las caras porque concurrirán a la audiencia, según confirmaron sus abogados.

Campana, hoy a cargo de la gobernación, reclama una condena penal (multa o un año de prisión) y un resarcimiento civil, que su abogado Gustavo Franco precisó en 200 mil pesos.

Una condena a Juez, que es defendido por Ernesto Martínez, además de significar un golpe al bolsillo del ex intendente, podría tener hondas repercusiones políticas.

En las urnas

La Ley de Partidos Políticos y el Código Electoral prohíben que se presente como candidato a cualquier cargo quien purgue una condena.

El artículo 110 del Código Penal establece que “el que deshonrare o desacreditare a otro, será reprimido con multa de pesos mil quinientos a pesos noventa mil o prisión de un mes a un año”.

El Código Electoral, a su vez, dice en el artículo 3 que “están excluidos del padrón electoral”, entre otros, “los condenados por delitos dolosos a pena privativa de la libertad, y, por sentencia ejecutoriada, por el término de la condena”.

Y, finalmente, la Ley Orgánica de los Partidos Políticos determina en el artículo 33 que “no podrán ser candidatos a cargos públicos electivos, ni ser designados para ejercer cargos partidarios: a) Los excluidos del padrón electoral como consecuencia de disposiciones legales vigentes”.

La sentencia debe estar firme, por lo que Juez, en caso de perder en primera instancia, tendría la chance de apelar al Tribunal Superior de Justicia y a la Corte Suprema para dilatar la aplicación de la pena. Al máximo Tribunal cordobés, el ex candidato a gobernador del Frente Cívico y Social le pidió, en plena efervescencia de su denuncia de fraude, que no “mariconee”.

Si el proceso judicial fuera rápido y favorable a Campana, Juez podría quedar marginado de las elecciones de octubre, en las que piensa participar como candidato a senador nacional.

Campana aseguró que su demanda no persigue ese objetivo. “Me sentí afectado por sus declaraciones y me veo obligado a defender mi honor a capa y espada; no hay motivaciones políticas”, afirmó, sin embargo, a LA MAÑANA.

Juez podría evitar el juicio con una retractación de última hora, aunque ya ha dicho, en anteriores ocasiones, que no está dispuesto a ello. La estrategia que fatigan sus abogados ante la gran cantidad de querellas iniciadas contra los habituales excesos verbales del ex intendente, ha sido siempre la de llegar a acuerdos conciliatorios, pero hasta ahora la situación parece distinta.

Por declaraciones similares, el gobernador Juan Schiaretti también lo había querellado, pero luego desistió porque Juez había hablado antes del 2 de setiembre, es decir que tenía la inmunidad de opinión que la Constitución Provincial les otorga a los candidatos. De Campana habló después de las elecciones, por lo que no podría protegerse de la misma manera.

Comentá la nota