Comienza un año de gran labor en la construcción

Resulta evidente que el nuevo año que transcurre será de mucho trabajo para los obreros de la construcción, ya que la infinidad de obras adjudicadas tiende a tener mano de obra ocupada durante muchos meses del 2009.
Es que los permanentes llamados a licitación para la construcción de nuevos barrios de viviendas urbanas en esta ciudad y el interior, sumado al Plan Solidaridad que ejecutan en forma conjunta Nación y provincia, más las viviendas PAIPPA obligan a las empresas constructoras del medio a redoblar su producción, y demanda más fuentes de trabajo para alrededor de 20.000 obreros de la construcción que volverán a empuñar sus herramientas para hacer realidad el progreso y la transformación de esta pujante provincia.

No sólo los albañiles tienen ahora esa fuente de trabajo tan necesaria para una subsistencia en paz. Junto a ellos trabajan los ladrilleros, los carpinteros, electricistas, sanitaristas, herreros, entre otros, ya que el enorme mecanismo de la construcción requiere de los servicios de mano de obra calificada para hacer frente a tanta demanda. Es mi deseo que esta etapa de bonanza laboral que vive Formosa se mantenga por mucho tiempo y de esa manera desterrar de los hogares humildes la falta del sustento diario.

Comentá la nota